Controversia, Roldán y VAR: así calificó la prensa i…
Empate, lluvia y apagón apagaron festejos en Guayaquil
Problemas en subestación causó apagón en varias zona…
Movimiento Animalista denunció uso de animales silve…
Rechazan acción de habeas corpus a Freddy Carrión
Salinas pierde a ‘La lojanita’, un refer…
Mayoría del Consejo de Participación busca que Contr…
Autoridades anuncian que se construirán nuevas varia…

Iván Saquicela, nuevo presidente de la Corte, es un juez que usa Twitter para reflexionar

Iván Saquicela Rodas es el nuevo presidente de la Corte Nacional de Justicia, desde este 5 de febrero del 2021. Foto: Cortesía Corte Nacional

Iván Saquicela Rodas es el nuevo presidente de la Corte Nacional de Justicia, desde este 5 de febrero del 2021. Foto: Cortesía Corte Nacional

Iván Saquicela Rodas es el nuevo presidente de la Corte Nacional de Justicia, desde este 5 de febrero del 2021. Foto: Cortesía Corte Nacional

Iván Saquicela Rodas, nuevo presidente de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), usa su cuenta de Twitter para pensar en voz alta e interactuar con la gente. Allí habla de justicia, de derechos humanos, de libertad, vocación, del deber cumplido y de la democracia. Incluso reflexiona sobre la trascendencia, sobre la iluminación y sobre el continuo aprendizaje, uno de los principios de la masonería.

Es un hombre culto, que no ha parado de leer desde los 14 años, y convencido de que la justicia debe ejercerse con vocación, con ética y con independencia de los poderes.

El viernes pasado, 5 de febrero del 2021, recién nombrado presidente del alto tribunal en una segunda votación, pues en la primera no logró los votos necesarios, habló de estos principios ante el Pleno de la renovada Corte. “Siempre se ha dicho que la independencia judicial no es un favor para los jueces es una garantía para los ciudadanos”.

Hasta ahora, el Presidente ha sido conocido públicamente como uno de los jueces que integró el Tribunal de Juzgamiento que sentenció al expresidente Rafael Correa a ocho años de cárcel por cohecho. Sin embargo, dentro de la Corte, entre abogados y entre procesados, su fama es la de un juez solemne y quien prefiere palabras sencillas para explicar con claridad sus fallos.

Los procesados son quienes más agradecen este trato. En abril del 2018, Alecksey Mosquera, exministro de Electricidad, pidió permiso al policía que lo custodiaba para acercarse hasta el estrado y estrechar la mano con Saquicela. Minutos antes, el juez lo había juzgado y condenado a cinco años de cárcel por lavado de activos.

“El lenguaje claro y sencillo, eso es mejor y más persuasivo, sobre todo en las resoluciones de los jueces. Se debe abandonar la errada idea de que el lenguaje difícil y oscuro hace buenos abogados”, escribió en su Twitter, el agosto del 2020.

Por esta red social dialoga, recibe felicitaciones, pero también cientos de insultos, sobre todo de quienes se sienten perjudicados por sus resoluciones. Le han hecho memes y ‘twitazos’, que son manifestaciones organizadas por usuarios digitales para agredirlo.

Saquicela se limita a no contestar. Usa su red como siempre. Su día comienza con una frase de algún pensador, político, filósofo, jurista, artista, etc.

En las audiencias es el único juez que usa el martillo de madera o mazo, un símbolo de la justicia cuyo origen se situaría en la Inglaterra medieval. En el mundo de las logias masónicas simboliza el poder y la autoridad.

Saquicela está próximo a cumplir 46 años. Es cuencano, pero vive en Quito. Antes de la pandemia trabajaba en la capital entre semana y viajaba a Cuenca los fines de semana para pasar tiempo con su familia.

Para él, los momentos más importantes de su vida son el nacimiento de sus dos hijas. Desde lo profesional, el llegar a la Corte Nacional es una de sus metas cumplidas.

“El juez es el centinela de nuestra libertad cuando todo se ha perdido. Cuando todos los derechos han sido conculcados, siempre queda la libertad mantenida por el juez. Pero el día en que el juez tenga miedo, sea pusilánime, depende de los gobiernos, de las influencias o de sus pasiones, ningún ciudadano podrá dormir tranquilo”. Esta cita la publicó el 19 de julio del 2019 en su cuenta de Twitter y corresponde a las palabras del jurista uruguayo Eduardo Conuture.

Suplementos digitales