13 de agosto de 2020 08:08

Israelíes dijeron al fiscal que la captura de ambos se produjo por negarse a pagar posibles coimas en un control instalado en la vía Guayaquil-Salinas

Imagen referencial. Según las versiones de los extranjeros, un agente les hizo orillar el vehículo y les pidió documentos en un control en la vía Guayaquil-Salinas. Foto: archivo / EL COMERCIO

Imagen referencial. Según las versiones de los extranjeros, un agente les hizo orillar el vehículo y les pidió documentos en un control en la vía Guayaquil-Salinas. Foto: archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 315
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Diego Puente

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Más datos aparecen en las declaraciones emitidas por los israelíes Shy Dahan y Oren Sheinman tras su detención, en junio del 2020. Hoy ese material está en poder de la Fiscalía.

En una parte de las versiones, los extranjeros explicaron por qué fueron apresados.

Dijeron que un agente, que se encontraba en un control policial en la vía Guayaquil-Salinas, les solicitó USD 500 y que como se negaron a pagar quedaron arrestados.

Dahan, quien fue asesinado el sábado 8 de agosto en su celda, contó que era el copiloto del auto en el que iban y que la captura se produjo cuando regresaban de Guayaquil a un departamento que habían rentado en Salinas.

En el vehículo en el que se movilizaban tenían USD 100 000 en efectivo.

Indicaron que ese día, pero más temprano, viajaron de Salinas al Puerto Principal para transferir el dinero a una cuenta en China, pero que debido a inconvenientes con la empresa que iba a realizar ese giro no se concretó el movimiento económico.

Dahan recordó que era cerca de las 18:00 cuando pararon en un control policial y que un agente les hizo orillar el vehículo y les pidió documentos.

Manifestó que Oren Sheinman, quien era el que manejaba, le entregó su pasaporte australiano, pero el policía le dijo que al no tener licencia, habría problemas.

Indicaron que para dejarlos pasar les pidió USD 500. “Al negarse, el agente llamó a otros policías”.

Sheinman sostuvo que los uniformados les pidieron bajarse del carro y en español les preguntaban sobre la ubicación de supuestas armas o drogas.

En el expediente se detalla que un policía que hablaba en inglés se acercó minutos después y les interrogó sobre la maleta con los dólares hallados en el carro. Ellos le contestaron que los consiguieron tras vender pruebas de covid-19.

“En ese momento todos se pusieron violentos y empezaron a hablar por la radio y nos pidieron que les entreguemos la suma de USD 25 000 para dejarnos ir y no llamar a más policías”, señaló Sheinman.

“Nosotros no habíamos robado nada”, sostuvo Sheinman en su declaración del 2 de julio, un mes después de sus arresto.

Dijo que al negarse a pagar el dinero, los agentes siguieron con la revisión del vehículo y encontraron las identificaciones falsas de la DEA (departamento antidrogas de Estados Unidos).

Luego, ambos aseguraron al Fiscal que fueron trasladados a una estación de Policía en donde no pudieron llamar a un abogado ni comer o beber agua. Y que luego los trasladaron a una cárcel.

El 4 de junio, la Fiscalía informó que los dos extranjeros fueron procesados.

Además, señaló que en su poder se encontraron USD 100 000 en efectivo y documentos de identificación adulterados.

Según la institución, luego de la captura ambos fueron trasladados hacia la Unidad Judicial y puestos a órdenes de las autoridades judiciales.

Después, el fiscal Wagner Sellán y las unidades policiales de la Dirección General de Inteligencia, Policía Judicial y Antinarcóticos de la Policía Nacional allanaron el departamento en Salinas.

Las autoridades dijeron que allí se encontró una caja fuerte que contenía USD 212 000 y 385 euros en efectivo, y otros documentos de identificación, presuntamente falsos. Todo es investigado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (2)