25 de August de 2009 00:00

Iraq suspende plan de derribar muros de seguridad en la capital

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Bagdad, Reuters

Después de los ataques con bomba que dejaron casi 100 muertos la semana pasada en Bagdad, las autoridades han congelado el derribo de varios de los muros que rodean la capital iraquí, dijo el martes un funcionario de seguridad.

Tahseen al-Sheikhli, un portavoz civil de las operaciones de seguridad en Bagdad, dijo que el plan de derribar los muros de cemento en todo Bagdad para fines del 2009, o incluso antes, no se iba a implementar tal como estaba previsto.

Previamente este mes, las autoridades dijeron que la mayoría de los muros de la capital, que sirven como defensa ante las explosiones, iban a ser destruidos en un lapso de 40 días.

Sheikhli dijo que ahora la decisión iba a depender de los comandantes militares. Los muros han dividido barrios, rodeado edificios del Gobierno y cortado calles desde la invasión encabezada por Estados Unidos en el 2003.

La suspensión de la decisión se produce menos de una semana después de los ataques coordinados en Bagdad, que dejaron 95 muertos y más de 1 000 heridos y pusieron en tela de juicio la confianza de muchos iraquíes que habían comenzado a creer que se había superado la peor violencia de estos últimos seis años.

Los ataques también fueron un golpe para el primer ministro Nuri al-Maliki, que busca aparecer como el responsable de mejorar la seguridad antes de las elecciones generales del año próximo.

Maliki dijo que los ataques fueron una respuesta al anuncio de derribar la mayor parte de los muros de Bagdad para mediados de septiembre. "Después de los eventos del miércoles, la batalla tomó una dirección diferente.

Se ha revisado la decisión de eliminar los muros en varias áreas (...) Los líderes lo van a decidir en el terreno", dijo Sheikhli. La eliminación de los muros, un símbolo del caos y la destrucción que han dejado decenas de miles de muertos desde el 2003, iba a ser un paso inicial en la restauración de la normalidad, mientras las tropas estadounidenses se preparan para detener las operaciones de combate el año próximo y retirarse definitivamente a fines del 2011.

Pero las explosiones de la semana pasada provocaron la indignación de muchos iraquíes, que responsabilizaron a los soldados locales y a la policía por no detener a los atacantes en puestos de seguridad. Algunos funcionarios de alto rango hasta sugirieron un posible involucramiento de las fuerzas de seguridad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)