Fiestas de Quito sin competencia de coches de madera
Quién es Roberto Romero von Buchwald, designado como…
Mujer usó el cadáver de su hija como mesa de noche, …
Desfiles y serenatas en la agenda cultural por fiest…
Nayib Bukele despliega 10 mil miembros de seguridad …
Un automóvil y un camión se impactaron en Mejía, dej…
Quitofest, gastronomía, la agenda por fiestas de Qui…
Siniestro entre bus interprovincial y tráiler deja d…

Iraníes en Ecuador apoyan protestas que se realizan en su país contra el Gobierno

Los manifestantes protestaron el 27 de septiembre frente a la embajada de Irán en Quito. Aseguraron que en su país se pisotean los derechos básicos. Foto: EFE.

La comunidad iraní residente en Ecuador volvió a manifestarse este martes 27 de septiembre, en Quito. Por los cortes de Internet y la represión del Gobierno de Irán a la ola de protestas por la muerte de Mahsa Amini. Fallecida luego de que la Policía de la moral la detuviera por llevar mal el velo y la sometiera a “una hora de reeducación”.

El iraní Ardavan Jamalifard, presente en la manifestación celebrada ante la Embajada de Irán en Ecuador, comentó a EFE que no tienen comunicación con sus familiares en Irán desde mediados de la semana pasada. Explica que hay una “situación terrible”.

“La protesta sigue allá en Irán y no hay ninguna comunicación, todavía no sabemos nada de nuestras familias. No hay Internet y es muy difícil que se conecten las llamadas directas”. Además, Jamalifard aseveró que la situación en su país “es un desastre”. “Están tirando (disparando) directo a la gente”, afirmó.

El 27 de septiembre, un reducido grupo de hombres y mujeres portaba carteles en los que se leía “mujer, vida, libertad”, así como “Irán libre” y “El pueblo unido, jamás será vencido”. Una de las manifestantes portaba la foto de Amini con la leyenda “Todos somos Mahsa Amini” y la bandera de Irán.

En un comunicado distribuido por los participantes señalaron que “Irán es uno de los países más antiguos del mundo y desde hace algunos años ha sido pisoteado por el Estado Islámico Radical”, que ha “retirado los derechos básicos” de los ciudadanos.