En el ‘crossfit’ no se cumple el uso de las mascaril…
La Asamblea Nacional se inaugura con fisura entre PSC y Creo
Gabriela Núñez: ‘Sicarios arrebataron la vida de Any…
Ley de Tránsito puede bloquear a las ‘appsR…
Clínicas privadas de rehabilitación operan por años …
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 15 de mayo del 2021
Mayoría de barrios sigue con directivas prorrogadas en Quito
Pocos planes en el sector turístico para el feriado …

Irán calcula contar con uranio enriquecido al 60% la próxima semana

Las autoridades de Irán han anunciado que alcanzarán el 60% del uranio enriquecido en el país. Foto: EFE

Las autoridades de Irán han anunciado que alcanzarán el 60% del uranio enriquecido en el país. Foto: EFE

Las autoridades de Irán han anunciado que alcanzarán con el uranio enriquecido al 60%. Foto: EFE

Las autoridades iraníes informaron este miércoles 14 de abril del 2021 que calculan haber acumulado uranio enriquecido al 60% la próxima semana, tras iniciar el proceso técnico la víspera en respuesta al sabotaje en su planta nuclear de Natanz.

El embajador iraní ante el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Kazem Gharibabadi, explicó que “el enriquecimiento de UF6 (hexafluoruro de uranio) al 60% se realizará en dos cascadas de centrifugadoras IR-4 e IR-6 en Natanz”.

“La modificación del proceso ha comenzado y esperamos haber acumulado el producto la próxima semana”, señaló en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

Gharibabadi dijo asimismo que el uranio enriquecido al 60% tiene “efectos significativos en la mejora de la calidad y cantidad de los radiofármacos” producidos por la agencia atómica iraní.

Esta es la pureza más alta de enriquecimiento que Irán ha alcanzado hasta la fecha y que se aproxima al 90% necesario para desarrollar una bomba atómica.

Supone, además, una nueva violación del acuerdo nuclear pactado en 2015 con seis grandes potencias, conocido como JCPOA por sus siglas en inglés, y del que EE.UU. se retiró en 2018.

El JCPOA prohíbe a Irán enriquecer uranio por encima del 3,67%, aunque las autoridades iraníes ya habían superado ese límite y alcanzado una pureza del 20% en respuesta a las sanciones impuestas por EE.UU. tras su retirada del acuerdo.

La explosión registrada el domingo 11 de abril en Natanz, que causó un corte de electricidad y dañó un número indeterminado de centrifugadoras, ha irrumpido en las negociaciones que comenzaron la semana pasada en Viena con motivo de salvar el acuerdo nuclear.

Estas negociaciones, en las que participa de forma indirecta EE.UU., ante la negativa de Irán de mantener un diálogo directo, se reanudarán mañana, jueves 15 de abril.

Aunque sigue investigando, Irán ha responsabilizado del sabotaje a su enemigo, Israel. Este país, un firme detractor del acuerdo nuclear, no ha negado ni confirmado su autoría, mientras que EE.UU. ha asegurado que “no estuvo implicado de ninguna manera”.