27 de marzo de 2019 00:00

Investigación de la CIDH sobre el secuestro está en etapa final

Los familiares de Paúl, Javier y Efraín se ubicaron ayer frente al Palacio de Gobierno. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Los familiares de Paúl, Javier y Efraín se ubicaron ayer frente al Palacio de Gobierno. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 3
Indiferente 24
Sorprendido 0
Contento 3
Ana Belén Rosero Muñoz

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los familiares de Javier, Paúl y Efraín llegaron juntos a la Plaza Grande. Cargaron carteles, se pararon frente a la Presidencia de la República y mostraron mensajes que decían: “Nos faltan tres”. “Hay esperanza, nadie se cansa”. Otros exhibieron fotografías de los tres y recordaron que ha pasado un año desde que fueron secuestrados y posteriormente asesinados.

Los periodistas y el conductor viajaron a la frontera norte para registrar la violencia que se reportaba allí y fueron vistos por última vez a las 09:30 del 26 de marzo del 2018.

A esa hora pasaron el control militar y se dirigieron a Mataje, donde una semana antes habían sido asesinados tres militares que patrullaban el área.

“Ha sido un período de lucha constante por conocer la verdad y que se haga justicia por lo sucedido en la frontera”, dicen los parientes, y aseguran que seguirán en busca de la verdad.

Galo Ortega, padre de Javier, vestía una camiseta con la fotografía de los tres y junto a los rostros estaba impresa la frase: “Nuestros héroes, siempre nos faltarán tres”. En su cuello portó la credencial de su hijo y una cadena con tres candados.

La tarde de este 26 de marzo del 2019 en la Redacción de EL COMERCIO hubo un minuto de silencio. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

La tarde de este 26 de marzo del 2019 en la Redacción de EL COMERCIO hubo un minuto de silencio. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO


El 3 de abril del 2018, el equipo periodístico apareció precisamente encadenado. Esa prueba de vida fue difundida por medios colombianos.

Ortega dijo que su representación significa que “los familiares se han sentido encadenados durante todo el año”.

Cristian Segarra, hijo de Efraín, espera que el caso se esclarezca después de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) entregue el informe final de su investigación.

Este martes 26 de marzo del 2019, este Diario habló telefónicamente con Edison Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, quien sostuvo que el ente está en la última fase del trabajo.

El Equipo de Seguimiento Especial (ESE), encargado de investigar el hecho, ya entregó su reporte para que la Comisión lo evaluara. Ese trabajo terminaría a fines de este mes.

Luego, los resultados serán presentados a las autoridades de Ecuador y de Colombia, que pueden emitir sus observaciones. Estas deberán ser incluidas en el escrito.

Lanza aseguró que después de todo el proceso, en abril se fijará una fecha para hacer público el informe definitivo. Ese detalle será tratado con familiares y autoridades.

Los allegados están a la espera del documento definitivo.

“La idea es que ningún ecuatoriano más que se encuentre en la frontera tenga que ser secuestrado y asesinado de la forma tan cruel como pasó con nuestros familiares”, señaló Yadira Aguagallo, pareja de Paúl Rivas.

El 1 de noviembre del año pasado la CIDH, con sede en Washington, Estados Unidos, entregó un primer informe, en el que recomendó que la Fiscalía de Ecuador indagara y evaluara “la actuación y eventuales responsabilidades de los agentes sobre quienes pesaban específicos deberes de garante de la seguridad del equipo periodístico”.

De hecho, anteayer (lunes 25 de marzo del 2019) la Fiscalía convocó a más personas para que rindan su versión en torno a este tema.

La entidad llamó a autoridades de la Policía Nacional y a exfuncionarios, para que ampliaran sus versiones, aunque tres personas no acudieron a esta cita judicial.

Otra de las recomendaciones de la CIDH fue que se debe establecer cómo se gestionó el paso de los comunicadores mientras se mantuvo en estado de excepción decretado en la zona, y que las familias tengan derecho a conocer la verdad. Pidió que se investigue además el móvil del secuestro y si el plagio tuvo origen en la actividad periodística que realizaban.

Ahora, los familiares de Javier, Paúl y Efraín esperan que en el informe del organismo internacional se determine cómo se han llevado las investigaciones en Ecuador y Colombia y las falencias en las indagaciones. Esperan que el trabajo de la CIDH ofrezca datos reveladores sobre el secuestro y asesinato. Además, que se puedan establecer responsabilidades y que esa información aporte a las investigaciones de la Fiscalía General.

Lanza aseguró que este es el primer caso de seguimiento internacional de crímenes contra periodistas en la región. “Las conclusiones también van a ser muy importantes para el esclarecimiento de la verdad, para que se adopten medi­das de no repetición y que en base a las recomendaciones que hace en el informe se puedan esclarecer los hechos”.

La CIDH aspira a que el Estado ecuatoriano acoja las recomendaciones del informe.

Lanza anunció que se hará un seguimiento para determinar si las observaciones son adoptadas por las autoridades.

Familiares de Paúl calificaron de “inaudito” que hayan tenido que solicitar la intermediación de la CIDH, para que realicen una indagación.

Lanza señaló que, durante los meses en que trabajaron, los miembros del Equipo Especial de Seguimiento sí tuvo el apoyo del Estado y las facilidades para hacer las investigaciones de campo y para acceder a la información requerida.

El papá de Javier sostuvo que este año ha sido “muy difícil” y que no descansará hasta que se esclarezca el caso.

Según el Relator Especial, “(la CIDH) se ha comprometido a esclarecer la verdad, a que se dé una investigación completa y que se sancione a los responsables”.

Un año después del secuestro, los familiares y amigos del equipo de prensa han planificado actividades para recordar la fecha. Este martes 26 de marzo, por ejemplo, a las 16:00, en las instalaciones de EL COMERCIO se rindió un homenaje a los tres.

Los trabajadores formaron un círculo y se guardó un minuto de silencio.

Luego hubo aplausos en reconocimiento al trabajo periodístico que realizaron.

Seis periodistas sostuvieron una pancarta con la frase “Nos faltan tres”. La Redacción coreó la frase “Por Paúl, nadie se cansa. Por Javier, nadie se cansa. Por Efraín, nadie se cansa”.

Mientras que a las 19:30 estaba previsto que se realizara el denominado ‘Plantón del Silencio’, en los exteriores del sistema de seguridad ECU-911, en el parque Itchimbía.

Este miércoles 27 de marzo del 2019, en cambio, están programadas otras actividades.

A las 19:00, en la Plaza Grande, en el Centro de la capital, se desarrollará una vigilia por las víctimas de la violencia.

En esa lista también están Katy Velasco y Óscar Villacís.

Además, los militares muertos tras un ataque de los disidentes de las FARC que luego conformaron el Frente armado Óliver Sinisterra, que estuvo encabezado por el abatido alias ‘Guacho’.

El 12 de abril, un día antes de que se cumpla un año de la confirmación del triple asesinato, habrá una eucaristía.

Cronología

27/ 03/2018
El entonces ministro del Interior, César Navas, confirmó que el equipo periodístico había sido secuestrado el día anterior en la población de Mataje.

03/04/2018
Medios colombianos difunden una prueba de vida. En ese video se ve que Javier, Paúl y Efraín están encadenados. Hacen público el pedido de los armados.

13/04/2018
Lenín Moreno confirma el asesinato de los tres integrantes del equipo periodístico secuestrado. Anuncia que se retoman las operaciones en la frontera norte.

27/06/2018
Los cuerpos de Javier
Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra arriban a las 09:50 al aeropuerto de Quito. La aeronave es recibida con un arco de agua.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (2)