20 de agosto de 2018 00:00

Inversionistas alistan planes con nueva ley de fomento productivo

Tía construye un centro de distribución en el km 49,5 de la vía Guayaquil–Manabí. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

Tía construye un centro de distribución en el km 49,5 de la vía Guayaquil–Manabí. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 13
María Angelina Castillo
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El crecimiento en operaciones y nuevas plazas de trabajo son los acuerdos que asumirán las empresas que comprometieron USD 9 435 millones, una vez que firmen acuerdos de inversión con el Ministerio de Comercio Exterior.

En este contexto, los incentivos que plantea la Ley de Fomento Productivo, que está previsto que entre en vigor a finales de agosto, generan interés en compañías de los sectores manufacturero, comercial, hotelero y de servicios.

Los gremios empresariales creen que la norma brindará seguridad jurídica, pero insisten en que aún se debe trabajar en la reducción de trámites y en la eliminación del impuesto a la salida de divisas (ISD).

El 15 de junio pasado, 114 sociedades acordaron hacer inversiones, en un acto realizado en Guayaquil. Una de ellas es Corporación Favorita.

El grupo, junto a sus filiales, tiene previsto inyectar USD 750 millones hasta el 2022 para proyectos de tecnología, logística, plásticos, ganadería, textil, inmobiliario, comercial e hidroeléctrica. Con este plan, la empresa espera crear 6 000 nuevos empleos directos.

Para el presidente corporativo de Automotores y Anexos, Nicolás Espinosa, el sector privado busca “estabilidad y confianza”. El gobierno de Rafael Correa tramitó 39 cambios profundos en regulaciones tributarias y comerciales, anotó. “No queremos más eso”.

El ejecutivo aboga por una rebaja paulatina del ISD y considera que debe haber una propuesta clara en la simplificación de trámites.

La firma, que comercializa la marca Nissan, proyecta invertir USD 45 millones hasta el 2020. Los recursos se destinarán para crear dos puntos de venta en Quito y dos en Guayaquil; e instalaciones de reparación de vehículos en Tulcán.

Estos proyectos generarán 280 nuevos puestos de trabajo en la compañía, donde hoy laboran 803 personas.

Novacero destinará este año USD 30 millones para mejorar procesos y sustitución de importaciones para fabricar su propia materia prima.

La firma también espera optimizar los procesos de tramitología, especialmente en la aprobación de proyectos de vivienda por parte de los GAD.

El sector de la construcción, que es uno de sus principales clientes, sigue “paralizado”, considera Ramiro Garzón, gerente general de la compañía.
Para el ministro de Comercio Exterior, Pablo Campana, estos compromisos evidencian el interés en sectores por fuera de los tradicionales como el petrolero o minero.

En turismo, por ejemplo, BE Hoteles y el Ministerio de Turismo firmaron el pasado jueves un convenio para levantar a partir del 2019 el Hilton Garden Inn, Hampton by Hilton, además de un centro de convenciones. Las obras suman USD 45 millones.

En el listado de inversionistas también está Cervecería Nacional, aunque sus planes se revisaron a la baja. Según su director legal y de Asuntos Corporativos, Santiago León, la empresa tenía previsto inyectar USD 405 millones durante los próximos cinco años.

Sin embargo, León considera que la Ley de Fomento Productivo no promueve la equidad tributaria para su sector.

Para él, el nuevo marco legal establece una tabla para el pago del impuesto a los consumos especiales (ICE) según la participación de mercado de cada industria cervecera.

León señala que el impuesto por el litro de alcohol es USD 12 para empresas que comercializan más de 1,4 millones de hectolitros anuales. Cervecería Nacional vendió en el 2017 más de 5 millones. El resto de las firmas, añade, cancelará un tributo por debajo de USD 7,62.

La compañía anunció que por esta razón solo destinará 20% del monto original; es decir, USD 80 millones.

Los proyectos que se planteó la firma en un primer momento incluían el desarrollo de nuevas marcas, un proyecto agrícola para la elaboración de una bebida a base de cereales nacionales y el incremento de los puntos de venta de los 123 000 actuales a 200 000.

Otra empresa con nuevas inversiones es Almacenes Tía, que inició un proceso de expansión de operaciones antes de la aprobación de la ley. La firma empezó la construcción de un megacentro en la vía Guayaquil–Manabí, que tendrá una capacidad de almacenamiento de 46 800 m2.

El compromiso de Tía es de USD 47 millones. Esta inyección de capital forma parte del convenio por USD 127 millones que firmó con el Ministerio de Comercio Exterior.

Mediante el convenio, la cadena de tiendas espera generar 300 plazas de trabajo por año hasta el 2028 y construir 100 nuevos locales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)