9 de septiembre de 2020 00:00

Inventario de bienes no está actualizado; Municipio de Quito analiza venta de 698 terrenos para cubrir déficit

El antiguo edificio donde funcionaba la Dirección de Educación, en la calle Rocafuerte y Guayaquil, está cerrado.

El antiguo edificio donde funcionaba la Dirección de Educación, en la calle Rocafuerte y Guayaquil, está cerrado. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 13
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Betty Beltrán
y EL COMERCIO DATA (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

¿Cuántos bienes inmuebles tiene el Municipio de Quito? La pregunta se formula con insistencia en estos días, que se ha retomado la idea de vender algunos de ellos y cubrir la escasez de dinero que se ahondó por la pandemia del covid-19.

El presupuesto (sin considerar el Metro) que fue aprobado por el Concejo Metropolitano para el 2020 asciende a USD 757 330 687. Con corte al 31 de julio, el Cabildo tiene una cuenta por cobrar al Gobierno Central por USD 264 millones, señala Freddy Erazo, administrador general. A esto, el alcalde Jorge Yunda dijo que hay que sumar la devolución del IVA por USD 140 millones.

Erazo añade que las cuentas por cobrar a los contribuyentes (impuestos, tasas, patentes, etc.) presentan una caída de USD 247 millones. Con esto, el problema de liquidez llega a USD 655 millones, lo que representa casi el 87% del presupuesto aprobado.

Ante esa realidad, se volvió urgente buscar ingresos. En el Concejo no se descarta dar un visto bueno para una posible puesta en remate de bienes. Sin embargo, ediles como Santiago Guarderas, Mario Granda y Fernando Morales cuestionan que el Cabildo no tenga un inventario actualizado.

Por ahora se maneja un listado preliminar de 12 736 bienes, pero esa información debe estar respaldada con documentos y en eso trabaja la Dirección de Bienes Inmuebles. Aquella validación, incluso física, se podrá concretar en un mes, apunta Erazo.

De ese total de predios, 9 564 son de dominio público y 3 172 de dominio privado, admite el concejal Marco Collaguazo, presidente de la Comisión de Propiedad y Espacio Público.


Dentro de los primeros están parques, calles, canchas de fútbol, casas comunales; solo los segundos tienen la posibilidad de enajenar, ahí se incluyen terrenos, galpones y edificios.

Hay una salvedad dentro de este último grupo de propiedades: si son patrimoniales, el Municipio no podrá venderlas. El artículo 64 de la Ley de Cultura (2016) lo impide: “Los bienes del patrimonio cultural nacional de titularidad y posesión pública son inalienables, inembargables...”.

Luz Elena Coloma
, presidenta de la Comisión de Áreas Históricas, menciona que de los 5 299 bienes que conforman el Centro Histórico, solo 250 (viviendas, comercios, bodegas, oficinas) le pertenecen al Cabildo; únicamente pueden arrendar o dar en comodato. Es impensable venderlos.

Le preocupa que muchos de ellos estén botados. Ejemplos: la Casa 707 de La Ronda fue vandalizada por su abandono. En la 24 de Mayo hay varios inmuebles que el Municipio compró para desarrollar el proyecto Corazón de Manzana y están deteriorándose. Igual ocurre con el edificio del antiguo Hospital San Lázaro.

En esos bienes hay una fuente de ingresos y también una rentabilidad social. Es decir, dar en comodato determinados predios, para que no sigan destruyéndose y que aporten al Centro con dinámica cultural, sostiene Coloma.

Para dar uso a esos y otros bienes del Distrito, es prioritario poner en orden ese listado. Al inicio de su gestión, el alcalde Yunda dispuso que se haga un levantamiento hasta diciembre del 2019, pues “las autoridades salientes nunca dijeron cuáles eran esos predios”, señala Erazo. Pero por las protestas de octubre, la Administración General encargada de ese trabajo pidió una ampliación del plazo, hasta el 27 de junio del 2020. Luego llegó la pandemia, y faltando 16 días para el vencimiento se había logrado un avance del 60%.

Previendo esa demora, los técnicos de proyectos del despacho del Alcalde y los de la Secretaría de Territorio y Vivienda hicieron un registro de 12 736 bienes, que están reportados hasta el momento, según Erazo. Se hizo un cruce de base de datos y fotos de la ciudad.

El siguiente paso -considerando que se enfrenta la emergencia económica- fue identificar 698 terrenos del grupo de bienes de dominio privado, para una posible puesta en remate, que podría tener una valoración de USD 100 millones.

Para el 16 de octubre se tendrá el listado final de al menos ese grupo de bienes susceptibles de venta, dice José Antonio Vaca, director de Bienes Inmuebles. “Se trabaja en un plan de actualización y depuración del inventario, planos actualizados, uso de los bienes inmuebles, acceso a servicios, regraficación de áreas, linderos y superficies”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (19)