24 de junio de 2020 20:23

¿Qué implica intubar a pacientes graves, con covid-19?

Un paciente con covid-19 es tratado en el hospital Oceanico en Niteroi, Río de Janeiro el 22 de junio de 2020. Foto: AFP

Un paciente con covid-19 es tratado en el hospital Oceanico en Niteroi, Río de Janeiro el 22 de junio de 2020. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 23
Indiferente 0
Sorprendido 9
Contento 2
Mariela Rosero
Editora (I)

Un tubo, de material plástico, maleable, pero resistente; de 28 centímetros de largo y con un diámetro interno que va de los 6,5 a 9 milímetros, puede ayudar a salvar la vida de pacientes. Es utilizado en el proceso de intubación traqueal, frecuente en contagiados con covid-19, que se encuentran muy graves y que requieren ingresar a las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Lo cuenta el médico intensivista Freddy Maldonado, del Hospital Carlos Andrade Marín, del IESS. Él explica que en el contexto de esta pandemia, se intuba a quienes sufren insuficiencia respiratoria severa, es decir cuya saturación de oxígeno es demasiado baja y no satisface las necesidades del organismos; pese a que usan todos los músculos para hacerlo, no consiguen lo requerido. Colocar el tubo permite brindarles el soporte de la ventilación mecánica (respirador).


El médico recuerda que el proceso de intubación no está exento de riesgos. Antes de someter a alguien al enfermo se tiene que lograr que se encuentre estabilizado, que tenga una buena presión arterial, una adecuada saturación de oxígeno. De lo contrario sería más peligroso y puede dar lugar a un paro cardiorrespiratorio.

¿Hay que sedar a los pacientes, antes de intubar? Por supuesto responde el intensivista, ya que se trata de un proceso demasiado invasivo, que provoca dolor. Se le coloca un relajante muscular. "Intubar tarda unos 20 segundos, pero lograr que esté estable unos 12 minutos. Aunque los tiempos se han acortado por la urgencia con la que se recibe a los contagiados en estado crítico".

La lucha contra el covid-19 en la sala de cuidados críticos del HCAM


El tubo generalmente debe quedar a dos centímetros sobre la bifurcación de la tráquea, no se introduce por completo. Entonces, ya colocado el tubo, se puede conectar al ventilador mecánico.

Freddy Maldonado, de 38 años, dice que se busca disminuir las posibilidades de infecciones, al colocar una sonda, que aspira en el interior. Pero señala que mientras mayor tiempo se permanece intubado, más riesgo hay que contraer infecciones pulmonares. "Tuve un paciente que estuvo 24 días intubado y no logró salir con vida de la UCI. El trabajo de respiración lo hizo la máquina por todo ese tiempo. En esta pandemia, quien menos tiempo estuvo en esa condición, según recuerdo, fue un hombre, estuvo 10 días. Son casos complicados".

En esta semana ha realizado unas 12 intubaciones. "Es un golpe emocional, ingresan y los sedamos. No pueden despedirse de sus seres queridos. Me han dicho los pacientes que sienten que no saldrán bien de aquí. Intubar es un proceso complejo, cuando se empieza en la carrera lo que suele suceder es que no se introduce el tubo por la vía respiratoria sino por la digestiva. Hay que retirarlo".

Como otros médicos consultados, Freddy Maldonado, del HCAM, recomienda a los ciudadanos salir lo menos posible, hacerlo solo para trabajar o comprar alimentos. "Estamos intubando más que nada a población de más de 60 años, pero también hay jóvenes de 22 años en terapia intensiva. Aquí, la mortalidad es de entre el 48 al 52%, en esta pandemia".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (94)
No (33)