10 de diciembre de 2020 17:25

14 puntos de Internet se instalaron en tres barrios populares del cantón fronterizo de San Lorenzo

Una mujer utiliza el Internet instalado por el Municipio y otras entidades. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

Una mujer utiliza el Internet instalado por el Municipio y otras entidades. Foto: Cortesía Municipio de San Lorenzo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Marcel Bonilla
Redactor (I)

Un convenio entre el Alto Comisionado de la Naciones Unidas (Acnur), Fondo Ecuatoriano Populorum Progressio (FEPP) y el Municipio de San Lorenzo, en el norte de la provincia de Esmeraldas, permitió la instalación de 14 puntos de Internet en tres barrios para apoyar la educación en línea.

Los sectores beneficiados son La Magdalena (3 puntos), Bahía del Pailón (6 puntos) y Nuevo San Lorenzo (5 puntos). Cada uno tiene una capacidad para conectar simultáneamente 32 dispositivos con una velocidad de 20 megas.

Las antenas colocadas tienen la suficiente potencia para que la señal llegue hasta el interior de las casas y no se produzcan aglomeraciones en los parques o esquinas, como suele ocurrir, según los técnicos.

El objetivo del proyecto, impulsado por estas organizaciones que trabajan con población vulnerable en la frontera, es que los niños puedan recibir sus clases en línea.

Andrés Astudillo, técnico informático, explicó que el sistema está programado para una conexión de hasta dos horas, luego de eso puede hacerlo otro grupo de estudiantes de los sectores señalados.

Los estudiantes de tres barrios de San Lorenzo se conectaron a internet, luego de que se habilitaron 14 puntos, a través de un plan impulsado por tres entidades.  Cortesía Municipio de San Lorenzo

Los estudiantes de tres barrios de San Lorenzo se conectaron a internet, luego de que se habilitaron 14 puntos, a través de un plan impulsado por tres entidades. Foto: Cortesía Municipio de San Lorenzo


Los barrios La Magdalena, Bahía del Pailón y Nuevo San Lorenzo fueron seleccionados porque ahí se identificó una mayor necesidad en las familias que no han podido educar a sus hijos por la falta de internet, computadores o teléfonos inteligentes.

Jimmy Córdova, representante del FEPP en Esmeraldas, dijo que en una segunda parte se dotará del servicio y la instalación de equipos a otros barrios del cantón fronterizo.

Como parte del convenio el Municipio deberá asumir los costos de conexión después de un tiempo, con la finalidad de que Acnur continúe interviniendo en otros barrios donde también hay niños en condición de movilidad humana.

María Alzate, habitante del barrio Bahía del Pailón, comentó que ahora podrán conectarse para recibir clases y realizar las tareas que se envían. “En el barrio las familias gastamos hasta USD 3 diarios para poner tarjeras de internet, eso es muy duro porque no siempre tenemos dinero”, asegura.

El alcalde de San Lorenzo, Gleen Arroyo, aseguró que como Municipio están comprometidos para dar este servicio a los niños.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)