3 de marzo de 2020 17:24

Intercambiador de las avenidas Galo Plaza Lasso y 6 de Diciembre cuenta con nueva señalética

Nuevas barras de protección fueron colocadas en el intercambiador de las avenidas Galo Plaza Lasso y 6 de Diciembre, norte de Quito. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Nuevas barras de protección fueron colocadas en el intercambiador de las avenidas Galo Plaza Lasso y 6 de Diciembre, norte de Quito. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Diego Bravo
Diego Bravo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Nuevas barras de protección fueron colocadas en el intercambiador de las avenidas Galo Plaza Lasso y 6 de Diciembre, norte de Quito, a la altura del lugar en donde la madrugada del jueves 27 de febrero del 2020 se registró un accidente de tránsito. Una persona murió y otra resultó herida en el siniestro.

Ese día, un automóvil cayó del puente mientras circulaba en sentido norte – sur. El desnivel tenía la baranda de seguridad destruida por un siniestro anterior. “Se produjo una pérdida de carril con volcamiento y caída a un plano inferior”, informaron las autoridades tras la emergencia.

Por eso, la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) comenzó las obras de forma inmediata. Se instalaron barandas, chevrones y seis tachas reductoras de velocidad. En las horas pico, agentes civiles se ubican allí con conos preventivos para pedir a los conductores que reduzcan la velocidad cuando suben el puente.

Los vigilantes de seguridad que trabajan en ese sector aseguran que la mayor causa de los accidentes es el exceso de velocidad. Cuando los carros llegaban a la curva, no lograban controlar el vehículo y se impactaban contra las barras de protección. Ese punto del intercambiador permaneció varios meses sin esas protecciones.

Con las nuevas medidas de seguridad –indicaron los uniformados la mañana de este martes 3 de marzo del 2020- se aspira a reducir el número de accidentes. Con su presencia, buscan que los usuarios primero se acostumbren a manejar a 30 kilómetros por hora como señala el letrero preventivo que se instaló allí.

Quienes viven en el lugar solicitan al Municipio de Quito que los controles de velocidad también se realicen los fines de semana. Andrea Díaz circula diariamente por el intercambiador para dirigirse a su trabajo en el centro de la ciudad. A su criterio, las autoridades solo se preocupan de la zona que abarca la subida del puente. “Por las noches es muy oscuro y con urgencia se requieren nuevas luminarias”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (2)