22 de noviembre de 2019 07:25

Insultos y agresividad en la campaña de las elecciones locales en Hong Kong

La policía antidisturbios llega para dispersar a los manifestantes durante una manifestación antigubernamental en el distrito central, Hong Kong, China, el 22 de noviembre de 2019. Foto: EFE

La policía antidisturbios llega para dispersar a los manifestantes durante una manifestación antigubernamental en el distrito central, Hong Kong, China, el 22 de noviembre de 2019. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los insultos y la agresividad marcaron la campaña de las elecciones locales en Hong Kong que se celebran del domingo 24 de noviembre del 2019 y son un reflejo de la división entre el campo prodemócrata y el favorable al gobierno de Pekín, tras meses de protestas y violencia en el territorio semiautónomo chino.

Para Kwan Siu Lun, que se presenta por primera vez, hacer campaña esta semana fue una carrera de obstáculos, inundada de insultos, amenazas y cordones policiales.

“Intento concentrarme en cuestiones de la comunidad local”, dice este arquitecto de 38 años, que se presenta como candidato independiente prodemócrata en Hung Hom, una distrito electoral de clase trabajadora.

Los centros de votación tienen previsto abrir el domingo en este territorio de 7,5 millones de habitantes para elegir a sus concejales de distrito.

Las elecciones serán también un barómetro sobre la popularidad de la jefa del ejecutivo, Carrie Lam, favorable a Pekín.

Las elecciones de distrito suelen ser un escrutinio muy local dominado por los candidatos del ejecutivo pro-Pekín, donde se discute sobre urbanismo o la recogida de basura. Pero tras cinco meses de protestas, los candidatos prodemocracia aspiran a un resultado masivo en su favor.

Pero el movimiento prodemocrático necesitará una gran participación (en 2015 fue del 47%) para imponerse en las elecciones. Hasta ahora se han inscrito para votar 4,1 millones de hongkoneses, casi 400.000 más que en 2015.

De momento no hay manifestaciones convocadas para el domingo y circula un mensaje pidiendo a los jóvenes que acudan temprano a las urnas, lleven sus documentos de identificación y eviten “ llevar camisetas y máscaras negras ” .

El candidato Kwan Siu Lun asegura por su parte que intenta evitar las opiniones polémicas. “Pero naturalmente algunos de los votantes me preguntan cuál es mi opinión (...) y alguna gente me insultó y me tiró los folletos al suelo”.

Estas elecciones, que sirven para elegir a 452 concejales en 18 distritos, son lo más parecido a una elección directa que existe en Hong Kong.

A diferencia de los distritos, la elección de la asamblea y del ejecutivo locales es mucho más indirecta y influenciada por comités pro-Pekín.

Por eso, según el analista político Dixon Sing. las elecciones del domingo serán “una especie de referéndum” sobre “la democracia y los conflictos entre la gente y la policía”.

“Algunos votantes favorables al poder me llaman cucaracha o amotinado”, explica Isaac Ho, un candidato prodemocracia que se presenta por primera vez en Kowloon, una zona muy progubernamental. “ Yo les respondo con una sonrisa”.

“Profundamente conmovido” 

Las protestas de los últimos meses han afectado a una campaña electoral que solía ser tranquila. A un candidato prodemócrata le mordieron la oreja y otros 17 candidatos de todas las tendencias fueron arrestados por actividades relacionadas con las protestas.

Las autoridades prohibieron además a Joshua Wong, una de las caras visibles del movimiento prodemocracia, participar en estas elecciones.

Kwan Siu Lun asegura que no pensaba presentarse pero cambió de idea con las protestas, que empezaron el 9 de junio contra un proyecto de ley, ya retirado, que iba a autorizar las extradiciones a la China continental.

“Nunca antes había pensado presentarme (...) Tengo un trabajo y un hijo recién nacido”, explica en una calle donde faltan adoquines, arrancados por los manifestantes para lanzárselos a la policía.

Pero se sintió “profundamente conmovido” por las protestas.

Michelle Tang, una candidata independiente del campo oficialista, se presenta a la reelección en Tsim Sha Tsui East, donde está la Universidad Politécnica, centro de los protestas de los últimos días.

“Algunas tiendas se negaron a poner mis carteles, aunque en privado los propietarios me apoyan”, dice la candidata, que asegura que temen provocar a los manifestantes.

Es difícil predecir quién ganará las elecciones del domingo pero una victoria del campo prodemocracia sería clave porque, según el sistema electoral de Hong Kong, los escaños en los consejos de distrito se traducen en 117 votos en el Comité Electoral, el mecanismo que permite elegir al jefe ejecutivo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)