23 de septiembre de 2019 00:00

Instructivo de Hoy no circula se emite este 23 de septiembre del 2019

Un trabajador de una empresa de pan para comidas rápidas entrega el producto en la avenida Gaspar de Villarroel. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Un trabajador de una empresa de pan para comidas rápidas entrega el producto en la avenida Gaspar de Villarroel. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 17
Triste 0
Indiferente 5
Sorprendido 0
Contento 6
Ana María Carvajal
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Secretaría de Movilidad tiene previsto emitir este 23 de septiembre del 2019 un instructivo de aplicación de la medida Hoy no circula.

En ese documento se definirán posibles franjas horarias sin restricciones para grupos de vehículos que por su uso podrían requerir de permisos especiales.

Según Guillermo Abad, secretario de Movilidad, representantes de propietarios de vehículos de carga liviana y las Cámaras de Comercio de Quito (CCQ) y de la Pequeña y Mediana Empresa de Pichincha (Capeipi) solicitaron a la mesa técnica que se revisara la restricción para vehículos de transporte de mercadería y alimentos.

La semana pasada hubo varias reuniones de trabajo para escuchar sus pedidos y evaluar en conjunto informes específicos. La mesa técnica está conformada por un delegado de la Agencia Metropolitana de Tránsito, el Secretario de Movilidad y Patricio Ubidia, asesor que asiste en representación del alcalde Jorge Yunda.

Según el reglamento emitido por Yunda sobre Hoy no circula, se mantienen las excepciones consideradas en el reglamento del pico y placa, que incluyen ciertos vehícu­los oficiales, transporte de personas con discapacidad, conducidos por personas de la tercera edad, de emergencias, de transporte colectivo y de transporte comercial rural.

Sin embargo, en las calles aún hay confusión respecto del transporte de carga pesada. El viernes 20 de septiembre del 2019, por ejemplo, un camión de transporte refrigerado de alimentos, cuya placa terminaba en nueve, circulaba por la avenida Maldonado, en el sur, sin problemas.

Miguel Camacho, un conductor de camión que entrega empaques plásticos para alimentos en toda la provincia, contó que el jueves pudo circular normalmente por la ciudad, a pesar de que su placa termina en 7. Agregó que, por su seguridad, consultó con dos agentes de tránsito en distintos puntos de la ciudad si tenía prohibición y le dijeron que no.

Datos de la AMT revelan que de los 1 104 sancionados desde el 9 de septiembre hasta las 17:00 del viernes pasado, 49 fueron vehículos pesados.

Según la Federación de Transporte Pesado, los vehículos de su gremio continúan con la restricción anterior en las mañanas, de 07:00 a 09:30, pero se agrega una hora diaria en las noches: de 16:00 a 20:30.

Danny Gaibor, director de la AMT, lo confirma, pues el 5 de septiembre se llegó a un acuerdo entre la entidad y el gremio del transporte. Sin embargo, señaló que el instructivo que emitirá la Secretaría de Movilidad aclarará esos temas.

Abad puntualizó que no hay que confundir la resolución del Hoy no circula con la Ordenanza 147, que es la que regula las restricciones para el transporte pesado, “pues son dos cosas distintas y complementarias”. La Secretaría de Movilidad se rige por el documento de Yunda, en donde no consta ninguna salvedad para el transporte pesado.

Las cámaras esperan que el instructivo incluya salvoconductos para los vehículos de transporte de carga, para frenar las pérdidas.

Patricio Alarcón, presidente de la CCQ, afirmó que aún no se cuantifica la afectación, pues la medida se está aplicando desde hace dos semanas. Pero adelantó que algunas empresas están haciendo gastos extras para movilizar sus productos y otras ya han dejado de despachar, lo que significa perjuicio. “Esto no se puede calcular de un día a otro, pero poco a poco se pierde competitividad”.

La Capeipi realizó una primera evaluación con las empresas que tienen autonomía en distribución. Alberto Pérez, responsable del área de Alimentos, aseguró que algunas no pudieron entregar a tiempo sus productos y perdieron ventas puntuales y hasta clientes “porque son productos sensibles de demanda diaria, como lácteos, huevos o cárnicos”. Por eso, esta Cámara solicitó salvoconducto para vehículos de 3,5 toneladas.

Mientras tanto, las empresas se reorganizan para trabajar. Una panificadora cuya planta está en el Comité del Pueblo tiene cuatro vehículos. Raúl Caranqui conduce uno de ellos y explicó que si bien pierden un camión en cuatro de los cinco días de la semana, han ganado en tiempos de traslado. En promedio, han acortado su cronograma de entregas en unos 40 minutos al día.

En una cadena de cafeterías que tiene cuatro camiones hay problemas porque dos de ellos tienen restricción los jueves. Para ese día se han alquilado camiones que salen desde Carcelén Industrial, para jornadas de nueve horas, en promedio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (84)