15 de agosto de 2018 00:00

Institutos se alistan para los cambios por reformas a Ley de Educación Superior

Los chicos del Instituto Tecnológico Central Técnico, en el norte de Quito, realizan prácticas en horas de clase. Foto: Marcelino Rossi  /EL COMERCIO

Los chicos del Instituto Tecnológico Central Técnico, en el norte de Quito, realizan prácticas en horas de clase. Foto: Marcelino Rossi /EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 11
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 14
Ana María Carvajal

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con la entrada en vigencia de las reformas a la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES), universidades e institutos técnicos y tecnológicos tendrán que hacer cambios de normativas, planta docente e infraestructura.

El cuerpo legal, aprobado en julio en el Pleno de la Asamblea Nacional, entró en vigencia el 2 de agosto, tras ser publicado en el Registro Oficial.

Entre otras cosas, se abre la opción de que los institutos técnicos y tecnológicos y los conservatorios de música entreguen títulos de tercer nivel. Incluso, podrán acreditarse como centros superiores universitarios y ofertar maestrías.

Ambos se constituyen en los cambios principales que deben realizar los institutos. Así lo explicó Adrián Bonilla, quien asumió el lunes 13 de agosto del 2018 el cargo de Secretario de Educación Superior, tras la salida de Augusto Barrera.

Para el Instituto Tecnológico Central Técnico, ubicado en el norte de Quito, el mayor reto será convertirse en instituto universitario, ya que se requiere un estructura mayor en tercer y cuarto niveles. Así lo indicó José Luis Flores, quien es rector del Instituto Tecnológico Central Técnico y del Instituto Luis Napoleón Dillon.

Institutos se alistan para los cambios por reformas de Ley


Con las reformas, los títulos emitidos serán de tercer nivel pero aún no se equipararán con los universitarios o politécnicos, ya que tienen menos años de estudios.

Por ejemplo, una tecnología se aprueba en dos o tres años. Mientras que una licenciatura o ingeniería, en cuatro o más.

Es por ello que los años de estudio deben aumentar. Además, deben mejorar la infraestructura, docentes y otros. “El tercer nivel (en institutos) aún no está operativo y hay que reglamentarlo. Se requiere al menos un año”.

En el Central Técnico, por ejemplo, la demanda de estudiantes se incrementó. En mayo del 2017 el instituto tuvo 1 000 estudiantes. En este período, que se inicia en noviembre, se calcula llegará a 2 600. En la planta docente se prevé pasar de 145 docentes a 195.

Con los cambios planteados también se verá un mayor interés de los jóvenes por obtener tecnologías en tercer nivel.

David Imbaquingo, de 21 años, cursa el segundo nivel de Mecánica Industrial en el Central Técnico. Cree que la transformación de los institutos generará más oportunidades de trabajo y mejorará el reconocimiento profesional. Admite que desconoce cómo se hará esa transición.

Bonilla también recordó que para que los institutos sean capaces de ofertar títulos de cuarto nivel o maestrías deberán hacer un esfuerzo mayor, por lo que los resultados se verán recién en unos cuatro o cinco años. “Existe una posibilidad pero no es inmediata”.

Cristian Guamán estudia una tecnología en Enfermería en el Instituto Tecnológico Superior Libertad, en el norte de Quito. El joven, de 20 años, cree que la opción de estudios en posgrado les permitirá especializarse y obtener mejores ofertas laborales. Aspira a que el sector industrial tome en cuenta el trabajo técnico.

Para Alexandra Mantilla, asesora del Rectorado del Instituto Libertad, la infraestructura y la planta docente están listas para los cambios tras las reformas a la LOES.

Mantilla cree que aún hay vacíos porque existe confusión sobre qué va a pasar con los técnicos y tecnólogos que se graduaron en años anteriores.

La clave -según ella- está en aclarar las diferencias entre los títulos universitarios y de los institutos. En estos últimos, la práctica comprende un 70% y el resto (30%) es teoría.

En las universidades se da prioridad a la teoría, a la investigación y al conocimiento.

En las universidades, los cambios serán menores. Entre ellos está el aumento de la participación de los estudiantes en el cogobierno. Antes era del 10%, pero hoy es del 25% al 35%. En la Escuela Politécnica Nacional se harán reuniones con las autoridades universitarias para hacer las adaptaciones en las normas internas. Los encuentros serán dos veces por semana: martes y jueves.

Para aplicar los cambios se espera la promulgación del Reglamento. La Senescyt tiene seis meses para presentarlo.

Pese al fortalecimiento de lo técnico y tecnológico, aún se mantiene la tendencia por las carreras universitarias. En un balance inicial de la primera postulación, las carreras de Medicina, Enfermería, Administración de Empresas y Derecho encabezan el listado entre un 9,67% y un 6,75%. Así lo indicó Bonilla este martes, 14 de agosto del 2018, durante una rueda de prensa.

En el caso de las técnicas y tecnológicas se impusieron Mecánica Automotriz, Desarrollo Infantil Integral, Contabilidad y Electricidad.

Esta es la primera postulación para obtener un cupo tanto en la universidades como en institutos. Desde este martes y hasta el 16 de agosto, y del 18 al 20 de agosto será la fase de aceptación de los chicos a las plazas asignadas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (3)