27 de octubre de 2017 15:29

Dos informes advertían intimidaciones de un maestro en escuela donde se reportaron casos de abuso 

Un profesor fue detenido este 18 de octubre del 2017 por un caso de abuso sexual a un estudiante de 5 años, en Quito. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

Los testimonios de los alumnos aparecen en dos informes elaborados por el Departamento de Consejería Estudiantil (DECE), del plantel del norte de Guayaquil donde a inicios de octubre del 2017 se denunciaron al menos diez casos de abuso sexual contra niños. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 59
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Invitaba a los estudiantes de bachillerato a la playa, a hoteles y a discotecas. Les daba obsequios y les ofrecía caramelos.
Los testimonios de los alumnos aparecen en dos informes elaborados por el Departamento de Consejería Estudiantil (DECE), del plantel del norte de Guayaquil donde a inicios de octubre del 2017 se denunciaron al menos diez casos de abuso sexual contra niños.

Los reportes fueron presentados este viernes, 27 de octubre del 2017, por la exdirectora distrital de educación, durante su versión ante el fiscal César Peña. La exfuncionaria entregó los informes de mayo y junio, que ya advertían la conducta irregular de Brian M., el profesor que fue detenido el 6 de octubre, durante el primer allanamiento al plantel educativo.

El abogado Steven Reyes, defensor de los padres de los niños afectados, dice que hubo negligencia porque los informes no fueron notificados ni a la Subsecretaría de Educación ni a la Fiscalía.

“La exdirectora distrital dijo que pidió la separación del docente, pero solo lo hizo verbalmente. Tampoco hizo el seguimiento del caso (…). Dijo que el departamento de talento humano no acogió el pedido y que por eso siguió laborando como profesor”, indicó  Reyes.

La exdirectora distrital acudió al segundo llamado de la Fiscalía. Fue citada para aclarar parte de la información que dio la exrectora de la escuela, quien mencionó que alertó el caso al distrito.

La comparencia empezó a las 08:00 y duró casi cinco horas. A su salida, la exfuncionaria contó brevemente que dio toda la información necesaria para la investigación.

Este viernes también fue citada Erika Lainez, actual subsecretaria de Educación de la zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón). “La Subsecretaría en ningún momento tuvo conocimiento con anterioridad, sino desde cuando se empezaron a dar los hechos”, aseguró.

A la Fiscalía acudieron además los integrantes de la desaparecida Unión Nacional de Educadores (UNE). Alonso López mostró parte de la documentación que entregaron a la fiscal provincial del Guayas, Patricia Morejón, sobre supuestas denuncias de abuso y violación contra estudiantes.

Los casos habrían sido reportados en siete planteles de Guayas, desde el 2014. López dijo que entre los supuestos agresores estarían integrantes de la Red de Maestros por la Revolución Educativa.

En la mañana, Agustín Lindao, coordinador de ese gremio en la zona 8, rechazó esos comentarios. Y recalcó que no hubo un manejo político de la designación de cargos en el magisterio.
Según señaló, en los últimos diez años se realizaron dos concursos de méritos y oposición de directivos, en los que habrían sido seleccionados unos 40 directivos.

“Los concursos son un proceso muy arduo, que demora incluso hasta un año para adquirir un nombramiento definitivo. Son seleccionados por puntaje. Entraron más de 100, pero en el proceso Quiero ser maestro 1 entraron 20 y en Quiero ser maestro 2 entraron otros 20”, dijo Lindao.

También hizo referencia a otro método de selección, a través del decreto presidencial 505, que estableció la formación de ternas para asignar cargos temporales. “Los directivos no los pone la Red de Maestros, los pone el Ministerio de Educación”, añadió el coordinador.

Bajo ese procedimiento fue designada la exrectora de la unidad educativa donde surgieron las denuncias de abuso. La Subsecretaría de Educación de la zona informó que le exfuncionaria no cumplía con los requisitos para convertirse en autoridad, como el tiempo en el magisterio.

La exdirectora distrital reconoció esta tarde que no se especializa en la docencia. “Yo no soy docente. Soy servidora pública”, dijo. Antes de ocupar este cargo estuvo en el MIES y en las últimas elecciones fue candidata a asambleísta por Alianza País.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)