12 de September de 2009 00:00

Indígenas y campesinos del Austro protestaron contra la Ley de Aguas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cuenca 

Los carteles sobresalían entre la multitud: “Abajo el proyecto de ley privatizador del agua”, “Fuera las mineras”, “Los agricultores tenemos derecho al agua”. En la marcha por el centro de la capital azuaya los indígenas, campesinos y mestizos coreaban “el agua no se vende, el agua se defiende”.

Eran las 10:30 de ayer cuando arribó al céntrico parque Calderón el primer grupo de manifestantes de Azuay y Morona Santiago. Con algunos minutos de diferencia lo hicieron los de Cañar, Loja y Zamora Chinchipe.



Otras acciones
Para hoy se prevé una marcha de los pueblos de la región norte del país. El lugar de encuentro será en Quito. Y mañana en Salasaca y agrupará a las comunidades  del centro del país.
Entre el 12 y 16 de octubre las organizaciones sociales, campesinas, agricultores, Juntas de Agua... preparan la Gran Minga Global por la Pacha Mama.
Ayer, los indígenas exigían a sus dirigentes que se convoque a un levantamiento popular. Pero se dijo que ese tema será analizado de acuerdo como se discuta y apruebe la Ley de Agua.Las delegaciones llegaron al centro de Cuenca desde los cuatro puntos cardinales formando la denominada ‘Chacana’ (cruz ancestral indígena). Ellos acogieron la convocatoria de los dirigentes indígenas y del ex titular de la Constituyente, Alberto Acosta.

Mientras se protegía del intenso sol, Alberto Contento decía que llegó desde Zamora Chinchipe para defender el agua y exigir al Gobierno que saque a las mineras. “Mi provincia no tiene un metro cuadrado que no esté concesionado para la minería y el agua.

Acosta estuvo acompañado de Humberto Cholango, presidente de la Ecuarunari, Línder Altafuya, asambleísta por Esmeraldas (MPD), y dirigentes provinciales y comunitarios de  organizaciones sociales, campesinas, Juntas de Agua y agricultores del Austro.

La de ayer fue la primera jornada de protesta  para demandar y vigilar que la Asamblea, hasta el 14 de octubre, apruebe una Ley de Aguas que privilegie el bien común sobre el aprovechamiento económico de particulares.

“La multitudinaria movilización de hoy (ayer) es una alerta para el presidente Correa. Y que se informe que no somos cuatro pelagatos sino un pueblo que votó por una nueva Constitución que responda a cambios verdaderos para el país”, señaló Cholango.

Según el dirigente Marlon Santi, de Morona Santiago, se movilizarán para que se respete el derecho a la vida y al buen vivir, como lo establece la Constitución.

Mientras hilaba la lana de borrego, la cañareja Rosa Bermeo, de 65 años, estuvo atenta a cada discurso. No entiende bien el español, pero su viaje de cuatro horas, desde la comuna de Zhillo, no fue en vano porque se traducían los discursos al quichua.

Los gritos y consignas se avivaban y las huipalas (banderas) flameaban con los discursos. Otros cañarejos trajeron el bastón de mando e instrumentos musicales  como la quena y la flauta, que son usados para rituales especiales.

Acosta, en su discurso, señaló que en la Constitución se establecen prioridades para el uso del líquido. Y en primer lugar esta para beneficio de los seres humanos, para garantizar la alimentación y los ciclos vitales, y en último, para las actividades productivas.

Según él, el actual proyecto privilegia a la minería y la coloca por encima del turismo y las actividades recreacionales y culturales. Y alarmó más a los presentes con las cifras. “Para extraer una tonelada de cobre en la Cordillera del Cóndor se requiere de 30 000 a 80 000 litros de agua. Y para una onza de oro en Quinsacocha (Victoria del Portete-Cuenca) 8 000.

Este líquido no solo se desperdicia sino que lo poco que se devuelve a los ríos llega contaminado, dijo Cholango. Él aseguró que ayer iniciaron una jornada de lucha que se extenderá hasta que los poderes Legislativo y Ejecutivo aprueben una Ley de Aguas, que beneficie al pueblo.

Para hoy está prevista otra movilización en el norte de la Sierra y el domingo en el centro del país. La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador y sus tres regionales presentó a la Asamblea Nacional una propuesta que plantea la creación del Fondo Nacional del Agua. Según Cholango, el proyecto tuvo el aporte de dirigentes y comuneros de las 14 nacionalidades y 28 pueblos indígenas del país.

Punto de vista

Marco Salamea / Analista político

‘Hay sectores que no ven mejoras’

Las movilizaciones de protesta están dentro de un proceso de legitimación que empieza a darse por algunos sectores sociales que no ven una mejora sustantiva en las condiciones de vida.

Es decir, un manejo político del Gobierno errado que no sintoniza con las clases sociales de carácter popular. Estas organizaciones que podían haber sido una base especial de apoyo al proceso gubernamental empiezan a enfrentar al Presidente de la República por un conjunto de leyes o medidas que resultan lesivas para esos sectores organizados.

No ha habido un trabajo consensuado y participativo con los sectores sociales para las reformas legales, sobre todo en el tema de las leyes de Aguas y la de Minería. Al estar a las puertas de la aprobación de la primera normativa se activa la protesta, esto pese a que inicialmente, algunos líderes dieron su apoyo social y político en  los procesos electorales.

El presidente Rafael Correa y su Gobierno, por la aceptación que tienen entre la población, aún tienen un margen de maniobra para seguir persistiendo con su particular estilo y forma de relación con las organizaciones populares.

Pero en la medida en que se apruebe estas leyes podría bajar su popularidad y obligará al Presidente sentarse a negociar con estos sectores que se sienten afectados por la aplicación de medidas y normativas.

Todo hace pensar que las próximas semanas serán conflictivas desde el punto de vista social. Aumentarán los conflictos, incluso con otras entidades institucionales como las universidades, que también se sienten afectadas con ciertas acciones.

Podría analizarse incluso que la conflictividad social podría extenderse después del 14 de octubre, pues algunos asambleístas ya hablan de que no podrán aprobar la totalidad de normativas pendientes y eso disgustará más a un cierto grupo de ciudadanos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)