10 de octubre de 2019 19:46

La Conaie realizó la entrega a la ONU de 10 policías que estaban en el Ágora de la Casa de la Cultura en Quito

Momento de la liberación de los 10 policías que habían sido retenidos por la Conaie, la noche de este jueves 10 de octubre de 2019. Foto: AFP

En la plazoleta Simón Bolívar del parque La Alameda, en Quito, 10 policías fueron entregados por el movimiento indígena a la ONU, la noche de este jueves 10 de octubre de 2019. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 142
Triste 18
Indiferente 3
Sorprendido 3
Contento 101
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Diez policías que pasaron desde tempranas horas de este jueves 10 de octubre del 2019 en el interior del Ágora de la Casa de la Cultura Ecuatoriana fueron entregados por dirigentes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) a personal de la Organización de Naciones Unidas (ONU). 

La entrega se cumplió en la plazoleta Simón Bolívar del parque de La Alameda, en el centronorte de Quito, pasadas las 19:30 de este jueves. Los uniformados salieron del Ágora acompañados por miembros del movimiento indígena que desde el lunes 7 de octubre llegaron a la capital de Ecuador para exigir al Gobierno la derogatoria del Decreto 883 que eliminó el subsidio de los combustibles.

Los agentes del Estado caminaron desde la Casa de la Cultura hasta la avenida 10 de Agosto y desde allí hasta San Blas, en medio de una marcha de indígenas que coreaba "el pueblo unido jamás será vencido", entre banderas de Ecuador y whipalas, el emblema de color arcoíris de los pueblos andinos originarios.

"Agradecemos a la Conaie la entrega pacífica de los policías", dijo la delegación de la ONU en Ecuador. "Consideramos esto como un gesto de buena voluntad que contribuye a crear condiciones de mayor confianza para prevenir la violencia y buscar salidas concertadas a esta situación".


Los policías fueron llevados por indígenas a la Casa de la Cultura Ecuatoriana para pedirles que se contactaran con las autoridades de la Comandancia y del Gobierno, con la finalidad de que les pidieran que se detenga la represión contra los manifestantes indígenas en Quito.

Dos hechos registrados la noche del miércoles 9 de Quito, en el contexto de la protesta indígena, marcaron un amanecer tenso en el Ágora. La confirmación de la muerte del dirigente indígena de Cotopaxi, Inocencio Tucumbi, y el lanzamiento de gases en las inmediaciones de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE) y de la Universidad Salesiana, declaradas zonas de protección humanitaria, donde se encuentran niños, mujeres y adultos mayores del movimiento indígena, que llegaron a Quito.

Pasado el mediodía de este jueves, Jaime Vargas, presidente de la Conaie, solicitó a las autoridades que se les entregue los cuerpos de sus compañeros fallecidos, durante la marcha indígena. El pedido lo realizó durante un encuentro que mantuvieron los dirigentes en Quito.

En la reunión, los dirigentes hablaron junto a 10 miembros de la Policía Nacional, siete hombres y una mujer, que fueron retenidos y a las 10:20 se encontraban en el interior del Ágora, donde se desarrollaba una Asamblea.


Los uniformados se encontraban en buen estado, sobre el escenario, junto a líderes del movimiento como Vargas y Leonidas Iza, del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC). Iza, frente a medios de comunicación, pidió al oficial más antiguo que se contactara con el Comandante de la Policía para que le pida al Gobierno que se detenga la represión contra los manifestantes del movimiento indígena.

Los miembros de la Policía Nacional que fueron retenidos por el movimiento indígena se encontraban vigilando las instalaciones de ese establecimiento. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Los miembros de la Policía Nacional que fueron retenidos por el movimiento indígena se encontraban vigilando las instalaciones de ese establecimiento. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO


En redes sociales se anunció que los uniformados serían sometidos a justicia indígena, pero EL COMERCIO conoció de la voz de los dirigentes que eso no ocurriría. "Los policías están bien. Se va a hacer una misa de cuerpo presente con compañero asesinado".


La tarde de este jueves, el féretro de Inocencio Tucumbi, dirigente de la Conaie en Cotopaxi, llegó al Ágora. Los uniformados lo cargaron durante una misa de cuerpo presente que se realizó allí, antes de la entrega a la ONU.

Jaime Vargas dijo este jueves en el Ágora que el movimiento indígena solicita que se les entregue los cuerpos de tres compañeros que aparentemente se encuentran en el Hospital Eugenio Espejo de Quito. El dirigente dijo que buscan llevarlos a sus comunidades. 

La dirigencia indígena pidió a los oficiales que se comuniquen con el Comandante de Policía para solicitar que no se reprima a los manifestantes. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

La dirigencia indígena pidió a los oficiales que se comuniquen con el Comandante de Policía para solicitar que no se reprima a los manifestantes. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO


Los dirigentes indígenas colocaron a los policías retenidos sobre la tarima, les hicieron sacar las botas y aseguraron que en Saquísilí hay detenidos 40 militares.

Se informó que no hay personal policial en los alrededores del Parque El Arbolito ni del Ágora de la Casa de la Cultura

Los policías retenidos, siete hombres y una mujer, estuvieron sobre la tarima junto a los dirigentes indígenas, en el ágora de la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Los policías retenidos, siete hombres y una mujer, estuvieron sobre la tarima junto a los dirigentes indígenas, en el ágora de la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO


"No queremos más derramamiento de sangre, queremos que pase en vivo y en directo lo que está pasando", dijo Iza, quien además solicitó a los canales locales que transmitieran en vivo y algunos periodistas subieron a la tarima cerca de las 10:20. En referencia a la presencia de los medios de comunicación, Iza aseguró que garantizaba la seguridad de toda la prensa en el recinto. 

"La Policía Nacional está porque violentaron al pueblo ecuatoriano", señaló Iza ante el clamor de los indígenas en la Casa de la Cultura.

Los representantes de las distintas organizaciones indígenas dijeron que radicalizarán la medida y mantendrán la manifestación. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Los representantes de las distintas organizaciones indígenas dijeron que radicalizarán la medida y mantendrán la manifestación. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Carlos Susuzagñay, presidente de la Ecuarunari, aseguró que no negociarán con la sangre de sus compañeros y consideró que los responsables deben ir a la cárcel por los crímenes. El dirigente anunció que radicalizarán la medida. "Con los indígenas no se juega. Compañeros vamos a hacer historia" y enfatizaron que el movimiento no ha establecido un diálogo con el Gobierno.


Radicalizarán la medida


En la rueda de prensa, Carlos Susuzagñay, presidente de la Ecuarunari, dijo que en Ecuador hay un "Gobierno asesino que se ha entregado con alma y sangre al Fondo Monetario Internacional".

"Hemos dicho 'no a la minería, no al petróleo, queremos paz y libertad'. No defiendan a un Gobierno que no defiende a su pueblo... no defiendan a los racistas de este pueblo que lucha día a día", manifestó Susuzagñay.

Frente a los participantes de la Asamblea indígena, el representante de la Ecuarunari agregó: "Hoy condenamos ante el pueblo ecuatoriano, ante organismos internacionales, ante el mundo, al gobierno de Lenín Moreno, gobierno asesino del pueblo. Gobierno que está matando por intereses del FMI".

En medio de la euforia de los asistentes, Susuzagñay anunció que se declaran en "lucha de resistencia nacional (...) Hemos convocado a todas las organizaciones, a todas las provincias a radicalizar con mayor fuerza en cada uno de los territorios. Esto no va a quedarse así".

Este jueves 10 de octubre de 2019, el movimiento indígena junto con sus líderes se encuentran reunidos en la Casa de la Cultura en Quito. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Este jueves 10 de octubre de 2019, el movimiento indígena junto con sus líderes se encuentran reunidos en la Casa de la Cultura en Quito. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO


"Quiero que sigamos en pie de lucha y sigamos trabajando estratégicamente. El pueblo de Quito también se está levantando porque vieron morir a un compañero valiente. Vamos juntos, aquí estaremos todos los días hasta las últimas consecuencias", dijo Susuzagñay.

El pedido que reiteraron los indígenas es que el presidente Lenín Moreno derogue el Decreto 883 que establece la eliminación del subsidio a los combustibles y varias reformas económicas y laborales. Otras de las exigencias son la renuncia de la ministra de Gobierno, María Paula Romo, y del ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (63)
No (24)