7 de agosto de 2019 06:23

India bloquea totalmente Cachemira para evitar un levantamiento, después de la muerte de manifestante

Tras preparar sus movimientos en el mayor secreto, el gobierno nacionalista hindú del primer ministro Narendra Modi retiró por decreto presidencial la autonomía constitucional al estado de Jammu y Cachemira (norte).

Tras preparar sus movimientos en el mayor secreto, el gobierno nacionalista hindú del primer ministro Narendra Modi retiró por decreto presidencial la autonomía constitucional al estado de Jammu y Cachemira (norte). Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Cachemira india vivió su tercer día de bloqueo impuesto por las autoridades, que quieren impedir una revuelta violenta tras revocar el estatuto de autonomía de esta conflictiva región, donde al menos un manifestante ha muerto en los últimos días.

“Sabemos que Cachemira lucha y que va a explotar, pero no sabemos cuándo”, declaró a la AFP un responsable de seguridad en el valle de Srinagar. “No sé cómo se puede levantar el bloqueo sin que estallen manifestaciones violentas”, agregó.

Tras preparar sus movimientos en el mayor secreto, el gobierno nacionalista hindú del primer ministro Narendra Modi retiró por decreto presidencial la autonomía constitucional al estado de Jammu y Cachemira (norte).

Luego hizo votar en el parlamento indio la desintegración del estado, a riesgo de calentar aún más los ánimos en esta zona enfrentada a una insurrección separatista desde hace 30 años.

Cachemira, también reivindicada por Pakistán, lleva desde el domingo aislada del mundo, con las comunicaciones cortadas, los comercios cerrados y las calles desiertas.

Pese al despliegue de un fuerte dispositivo de seguridad y las restricciones de movimiento y reunión en vigor, en los últimos días se han producido algunas manifestaciones esporádicas en la ciudad de Srinagar.

Un responsable de la policía, bajo condición de anonimato, declaró a la AFP que el martes un joven manifestante perseguido por la policía en el casco histórico de esa urbe “saltó al río Jhelum y murió”.

Srinagar está considerada el bastión de la contestación contra India, que buena parte de la población de Cachemira, mayoritariamente musulmana, ve como una fuerza de ocupación.

Las manifestaciones han dejado al menos seis heridos, según informaciones fragmentadas obtenidas por la AFP , a quien un responsable médico anunció que un hospital de Srinagar había recibido seis pacientes con heridas de diversa índole.

Las autoridades indias, por su parte, aseguran que en esta región fronteriza en continua disputa con Pakistán desde hace décadas la situación es de calma.

“Enjaulados”

Desde hace días en las calles de Srinagar reina un silencio irreal. Tropas indias armadas han instalado retenes con alambradas y solo los pájaros y los perros callejeros pueden deambular libremente por la ciudad.

Los periodistas en el terreno se han visto obligados a permanecer en los barrios donde se encontraban ante la negativa de las autoridades de dejarles pasar numerosos controles militares.

“Se trata de un bloqueo sin precedentes”, aseguró un fotógrafo que cubre la región desde hace más de 30 años y que prefirió no ser nombrado.

Mientras, vecinos o jóvenes en moto paseaban sin destino fijo para matar el aburrimiento.

“Durante días (las autoridades) nos han mentido hablando de amenazas terroristas. Al menos todo el mundo había hecho acopio de reservas antes de que nos enjaularan”, declaró un viandante a la AFP.

Debido al bloqueo era casi imposible tener una visión de conjunto de la situación en Cachemira, incluso para las propias autoridades.

“No logramos reunir suficientes detalles de la mayoría de las zonas del valle”, indicó el mismo oficial de seguridad, añadiendo que los teléfonos satelitales entregados a los distintos encargados de la policía y la administración apenas funcionaban. “Es como si nos hubiera golpeado una catástrofe natural invisible”.

Según otro responsable, casi todos los políticos y partidos de la zona, tanto separatistas como pro-India, estaban detenidos.

Pakistán quiere llevar la cuestión de Cachemira a instancias internacionales, anunció el martes su primer ministro Imran Khan, mostrándose dispuesto al llegar ante el Consejo de Seguridad de la ONU y la Corte Penal Internacional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)