20 de agosto de 2019 00:00

Cuatro incendios forestales, sin control en Azuay, Cañar y Cotopaxi

Una emergencia fue atendida en el kilómetro 56 de la vía Cuenca-Molleturo-Naranjal. Foto: Servicio Gestión de Riesgos

Una emergencia fue atendida en el kilómetro 56 de la vía Cuenca-Molleturo-Naranjal. Foto: Servicio Gestión de Riesgos

valore
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacciones Cuenca y
Sierra Centro (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El sol fue intenso el pasado fin de semana en Cañar y Azuay. En ambas provincias, el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos registró nueve emergencias por la quema de bosques.

De esa cantidad, el personal de los cuerpos de bomberos no lograba controlar un incendio forestal en Cuenca y dos en Cañar, hasta la tarde de ayer 19 de agosto del 2019. El difícil acceso y la falta de vías carrozables fueron los inconvenientes.

El incendio registrado en Cuenca está ubicado en la parte alta de la parroquia Molleturo, en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Cajas. Es un territorio de humedales, bosque de chaparro y pajonal y es el hábitat de conejos, venados y anfibios.

En el segundo día de intervención ingresaron ayer seis bomberos y dos motobombas. También, intervinieron habitantes de esa zona con herramientas, como barretas y picos. Ellos abrieron zanjas para impedir la propagación de las llamas.

Según el jefe del Cuerpo de Bomberos de Cuenca, Patricio Lucero, Molleturo es la parroquia más vulnerable y sensible del cantón para los incendios forestales. “Es un sector importante, porque colinda con la reserva natural, que es una cuenca hídrica importante en la región”. Solo el domingo pasado atendieron tres quemas en este sector.

De acuerdo con las cifras de la zonal 6 del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos, durante este año suman 203 hectáreas afectadas por incendios forestales en la provincia de Azuay. En el cantón Girón se perdieron 87,5 hectáreas, en Cuenca 55,5 y en Nabón 24. Son las jurisdicciones con mayor cantidad de afectaciones.

En la provincia de Cañar se registraron tres emergencias el pasado fin de semana. Dos quemas aún no son controladas y se presentaron en las parroquias General Morales y San Antonio, ambas en el cantón Cañar.

En el cerro Guluay y en el bosque Corazón de esas parroquias interviene el personal del Cuerpo de Bomberos y comuneros que laboran en mingas para intentar controlar el fuego. Las viviendas están distantes y dispersas y no tienen riego.

Para llegar al bosque Corazón se requieren 40 minutos en automotor y de allí se debe ascender caminando durante una hora. De acuerdo con información del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos, el fuego se reactiva por el tema de vientos en la parte alta.

Por eso, los técnicos de esta entidad y los bomberos de Cañar tienen previsto ingresar al sitio para hacer una nueva evaluación e identificar otra zona de ingreso más cercana para intervenir.

En Cotopaxi, en cambio, los bomberos de Latacunga y Sigchos combaten un incendio forestal en el caserío Chisaló.

Los técnicos de Gestión de Riesgos informaron que el fuego empezó el domingo pasado y hasta el cierre de esta edición no se podía controlar llamas. El difícil acceso al lugar complicó las labores de los bomberos.

Diana Loroña, coordinadora Zonal 3 del Servicio de Gestión de Riesgos, informó que las tareas para controlar este incendio forestal se retomaron ayer por varios frentes; sin embargo, el fuego se propagó hacia un bosque de eucalipto.

Según ella, cerca de seis hectáreas de achupallas y plantas nativas fueron consumidas el domingo pasado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)