20 de diciembre de 2018 19:43

Instituciones de monitoreo climático están en alerta por reducción de personal

Representantes del Inocar, Inamhi, Instituto de Pesca, Servicio Nacional de Gestión de Riesgos, Dirección de Aviación Civil y Espol se reunieron este jueves 20 de diciembre en el comité Erfen.

Representantes del Inocar, Inamhi, Instituto de Pesca, Servicio Nacional de Gestión de Riesgos, Dirección de Aviación Civil y Espol se reunieron este jueves 20 de diciembre en el comité Erfen. Foto: Elena Paucar / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Aprovecharon el pronóstico de las condiciones climáticas en el país en lo que resta de diciembre para lanzar una alerta. La oficina para la cuenca baja del Guayas del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) y el Instituto Nacional de Pesca (INP) advirtieron que serán afectados por la reducción de personal.

"Nos han anunciado que habría menos personal. La oficina de Guayas está prácticamente a punto de desaparecer y quedaría solo una persona laborando, yo. Esto representa un debilitamiento total de la vigilancia meteorológica, en una zona de gran relevancia para el país", dijo Raúl Mejía, coordinador regional del Inamhi.

Según Mejía, el Inamhi tiene 120 especialistas a escala nacional, seis en Guayaquil; y maneja cerca de USD 3 millones al año. "No es un presupuesto elevado. Hay un alto grado de injusticia al tratar de reducir instituciones como la nuestra a la mínima expresión".

En el caso del INP, su subdirector técnico Nikita Gaibor aseguró que la disminución del personal afectará a las investigaciones que realizan. Este instituto cuenta con 46 investigadores; la reducción sería del 15%.

"Eso afectará a nuestros programas. Nosotros monitoreamos todos los meses los recursos pesqueros de importancia comercial en Ecuador. Se acude a los puertos pesqueros y eso permite tener una data para conocer si los recursos están en óptimas condiciones o no. También analizamos parámetros ambientales".

Las lluvias serán más intensas en el Litoral, entre enero y marzo

Los pronósticos internacionales coinciden en que existe un 90% de probabilidades de ocurrencia de un evento El Niño en el Pacífico ecuatorial Central. Este se caracteriza por el incremento de la temperatura superficial del mar, que se desplazará a las costas del Ecuador.

"Hay que recalcar que el evento que se presentará en los siguientes meses tiene una característica de débil a moderado, y no tendrá una intensidad fuerte o extraordinaria", explicó el capitán Edwin Pinto, en representación del Comité Nacional para el Estudio Regional del Fenómeno El Niño (Erfen), la tarde de este jueves 20 de diciembre de 2018.

Para las próximas semanas se espera un incremento de las precipitaciones, especialmente en el interior y norte del Litoral. La intensidad irá en aumento, incluso con tormentas eléctricas, durante enero, febrero y marzo, los meses típicos de la estación lluviosa.

El Servicio Nacional de Gestión de Riesgos informó que está listo el plan de contingencia 2019 y espera la activación de los planes en cada cantón. Así lo indicó Virgilio Benavides, director de Monitoreo de Eventos Anómalos, quien además mencionó cuáles son las zonas más vulnerables a inundaciones. “Las zonas de mayor incidencia en el Litoral son el centro, la cuenca baja del Guayas; y el norte, Esmeraldas”.

Diciembre marca el inicio de las lluvias en la Costa. Al norte de la región ya se superaron los promedios históricos de este mes, mientras que ciudades como Guayaquil han experimentado ligeras lloviznas, que están por debajo de lo normal.

La estación meteorológica del aeropuerto marca un valor histórico de entre 60 y 70 litros por metro cuadrado. Actualmente oscila entre 12 y 15.

Raúl Mejía, coordinador regional del Inamhi, explicó que hay altas probabilidades de que los promedios históricos sean superados entre enero y marzo. “Podríamos tener una estación lluviosa entre moderada y fuerte. De ahí la importancia de mantener operativos los sistemas de vigilancia”.

En el mar, los peces también son un indicador de El Niño. El subdirector técnico del Instituto Nacional de Pesca, Nikita Gaibor, señaló que los peces pelágicos pequeños, como pinchagua, macarela y anchoas, tienden a disminuir cuando la superficie empieza a calentarse.

“Por ahora hay una reducción dentro de lo normal”. Por el contrario, el aumento de la temperatura generará una mayor producción de dorado y camarón.

Para el feriado de Navidad el Inocar advirtió además la presencia de un comportamiento inusual del mar, con un periodo de aguaje y oleaje proveniente del noroeste. “Esto podría causar un mar ligeramente picado, con corrientes de resaca un poco más fuertes de lo normal”, dijo Pinto.

Sin embargo, aclaró, esto no significa que sea peligroso acudir a las playas en estos días. Las autoridades solo hacen un llamado a tomar precauciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)