18 de enero de 2019 00:00

Los autos viejos en Ecuador pagan el doble de impuesto ambiental

Conductores protestaron el miércoles en la Tribuna de los Shyris, en el norte de Quito. Foto: Tomada de la cuenta Twitter Betty Ontaneda

Conductores protestaron el miércoles en la Tribuna de los Shyris, en el norte de Quito. Foto: Tomada de la cuenta Twitter Betty Ontaneda

valore
Descrición
Indignado 176
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 5
Contento 48
Red. Negocios y Cuenca (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El pago del impuesto ambiental arrancó este mes con nuevos valores, ya que desde este año se cobra de forma íntegra y sin descuentos.

El aumento generó molestia en algunos contribuyentes del Servicio de Rentas Internas (SRI), que expresaron su malestar en redes sociales y colgaron el detalle de facturas, que evidencian alzas del 50% en el
monto que se debe pagar.

El impuesto ambiental, también llamado verde, entró en vigor en el 2012 con la Ley de Fomento Ambiental y no tiene, según el Gobierno, fines fiscales o de recaudación. Busca influir en los contribuyentes para evitar la contaminación vehicular, comentó la directora del SRI, Marisol Andrade.


Por ello, el monto de pago está relacionado con el nivel de emisiones que genere un vehículo debido al cilindraje del motor o la antigüedad.

Mientras más combustible consuma un auto y más años tenga, mayor será el impuesto a pagar.

En cambio, los autos híbridos tienen una rebaja en el pago del impuesto porque son menos contaminantes.

La aplicación del impuesto se fijó de forma progresiva. Así, los propietarios de ve­hículos con motores mayores a 2 500 centímetros cúbicos (cc) y con una antigüedad de más de 5 años recibirían una reducción del 80% en el pago del gravamen en los años 2012, 2013 y 2014. Para el 2015 y el 2016, el descuento bajaba al 50%.

impuestoverde


Desde el 2017, el impuesto tenía que empezar a recaudarse sin exenciones; sin embargo, una reforma en la Ley de Alianza Público-Privadas permitió mantener por dos años más la reducción del 50% en el pago.
Pero ese beneficio terminó en el 2018 y desde este año se paga de forma íntegra.

Por esta razón, quienes tienen autos más antiguos y que consumen más combustible han visto reflejado un monto mayor en su impuesto.

Es el caso de un contribuyente que tiene un Mitsubishi Montero del año 1999, quien ahora deberá cancelar un impuesto ambiental de USD 189,75, el doble del año pasado, cuando pagó USD 94. Este auto tiene un motor de 3 000 cc.
El valor también se incrementó para el internauta @patriot 2019. En Twitter, el contribuyente contó que deberá pagar el doble frente a lo que canceló en el año 2018.

El año pasado canceló USD 132 y este pagará USD 264.
Otro caso es el de @milenkomar, quien mencionó en su cuenta de Twitter que pagará USD 160 por este impuesto en este año, “por un auto clásico de 1968, auto que a lo mucho rueda 100 km al año”.

De acuerdo con la Ley de Fomento Ambiental, el valor del impuesto nunca podrá ser superior al 40% del avalúo del vehículo dado por el SRI.

Algunos contribuyentes se autoconvocaron a marchas en Quito, Guayaquil y Cuenca. En esta última ciudad, la protesta por las nuevas tarifas se cumplió la noche del miércoles. Cientos de propietarios de automotores se ubicaron en las inmediaciones del estadio Alejandro Serrano Aguilar.

En los parabrisas y en otras partes de los vehículos colocaron carteles con el mensaje: “Fuera Impuesto Verde”. El reclamo se centró en el incremento de este valor, que se debe pagar junto con la matriculación del 2019.

La convocatoria para la concentración se realizó a través de las redes sociales y mediante los reclamos que se hicieron en las radios locales.

Uno de los cuencanos que reclamaron fue Pablo Palacios, quien señaló que un familiar debe cancelar USD 1 411 por una Ford Blazer de 1994. “Hay muchos vehículos de trabajo que no pueden ser descartados o sacados de circulación”.

Otros, como Jorge Molina, dijeron que aumentan los valores pero no hay mejoras en el control ambiental en el país.

Otra preocupación es que este incremento desvaloriza a estos automotores. “Hay muchos carros que son clásicos y que no podrán ser matriculados. Hay que unirnos y seguir movilizándonos”.

Otro factor que influyó en un incremento de pagos de matrículas fue que el SRI notificó a personas y empresas que constan en su base de datos como deudoras por distintos tributos relacionados con los vehículos. Con ello, muchos contribuyentes recién se enteran que mantienen valores pendientes por matrículas de autos que ya no forman parte de su patrimonio hace años.

La Cámara de Comercio de Guayaquil envió ayer un boletín sobre el tema y señaló que “existen casos en que los autos fueron vendidos o robados hace 30 años, pero aquello nunca fue registrado por la autoridad competente”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (155)
No (12)