Baja vacunación en Alemania por factores culturales …
Contribuyentes con deudas pueden solicitar mediación
Quito busca apoyo de Lasso, su vecino de Carondelet
Delta, la causa de más casos de covid-19 en Ecuador
Independiente revolucionó el fútbol del Ecuador
Los éxitos deportivos se cimentan en una formación integral
Homenaje a Benítez y Valencia en la agenda de Fiesta…
Si no se puede lavar las manos, desinféctelas con alcohol

El impacto de la crisis global se agrava en España

Madrid. AFP y Redacción Mundo

El Gobierno socialista de España impulsa una serie de reformas sociales, en medio de las críticas y el creciente temor por la marcha de la economía.

Los cuestionamientos al paquete de enmiendas se escucharon el martes con más fuerza, en varias ciudades del país,  en particular en Madrid, Barcelona y Valencia. 

El gobierno socialista  de José Luis Rodríguez Zapatero propone  retrasar la edad de jubilación de los 65 a los 67 años, una medida presentada como necesaria para salvar el sistema de seguridad social frente al envejecimiento de la población. Entre otras medidas  que se consideran está una flexibilización del mercado de trabajo.

El gobierno de Rodríguez Zapatero argumenta su propuesta de reforma con el problema de envejecimiento de la población al que se enfrenta España, un país en el que, según las previsiones, la mitad de la población será dependiente en 2049.

La propuesta del Gobierno se enmarca en un contexto de recesión de la economía española desde finales de 2008 y de un fuerte aumento del desempleo  (19% de la población activa), del déficit (11,4% del PIB en 2009) y de la deuda pública prevista del 62,5% del PIB en 2010.

Esos indicadores sembraron  el miedo hace unas semanas entre los analistas e inversores extranjeros, mientras el Gobierno reaccionaba anunciando un plan de recorte de gastos de USD 67 600 millones  en tres años.

Además, la agencia de notación Standard and Poor’s dio una perspectiva negativa a la economía española en diciembre debido a sus finanzas públicas.

En forma paralela,  inversores afirmaron temer un escenario similar al de Grecia, que ha sido colocada bajo una casi tutela europea debido a la degradación de sus cuentas públicas. Pero varios analistas y economistas han afirmado que los dos países tienen diferentes situaciones.

En la misma línea, el secretario general de la  Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, declaró en Madrid: “Grecia y España no son comparables”.

Gurría, además, señaló: “Los proyectos de reformas sociales debatidos en España, entre ellos el aumento de la edad de jubilación,  son más necesarios que nunca  y servirán para tranquilizar a los mercados”.  Respecto a las jubilaciones, Gurría afirmó que esa reforma es indispensable para tranquilizar a los mercados sobre la voluntad del Gobierno de reducir su déficit público. No es solo una cuestión de responsabilidad, sino de señales”, declaró.

Suplementos digitales