21 de September de 2009 00:00

Iglesia y derecha presionan para prohibir el matrimonio gay en El Salvador

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

San Salvador, AFP

La Iglesia católica y políticos de derecha presionan para lograr que el Congreso salvadoreño ratifique una enmienda constitucional para prohibir los matrimonios entre personas del mismo sexo, mientras los homosexuales piden respeto a sus derechos.

"El matrimonio es un acto sagrado o un acto legal (...) nosotros no estamos interesados en pasarle la factura a nadie (a los homosexuales). Estamos interesados en reconocerle el valor de la familia como ente fundamental de la sociedad", opinó el diputado de la derechista Alianza Republicana Nacionalista  (ARENA) , Enrique Valdez.

La Iglesia católica y la evangélica, con manifestaciones y jornadas de oración, se han sumado a las presiones para que la Asamblea Legislativa ratifique la enmienda aprobada el pasado abril, que cierra la posibilidad a los matrimonios homosexuales.

El gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda) enfrenta las presiones y algunos de sus diputados no consideran urgente ratificarla.

Argumentan que la ley es secundaria y que el Código de Familia establece que el matrimonio es exclusivo entre hombres y mujeres.

La polémica la encendió todavía más el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, quien pidió a los partidos de derecha que condicionen sus votos para la obtención de préstamos que necesita el gobierno a que el FMLN le dé el visto bueno a la enmienda.

Políticos de izquierda y el procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, Oscar Luna, criticaron la posición del prelado, a quien respaldó la Conferencia Episcopal de El Salvador (CEDES) .

"La familia es uno de los tesoros más importantes de los pueblos latinoamericanos y caribeños", que se ve amenazada por la ideología del género, afectando la dignidad del matrimonio, el respeto a la vida y la identidad de la familia, aseguró la CEDES en un comunicado.

Wílliam Hernández, de la Asociación Entre Amigos que defiende a la comunidad homosexual, aseguró que el matrimonio es un derecho civil.

"En nuestra visión estratégica está el plantear el matrimonio como reivindicación de un derecho, aunque es un derecho civil y la Constitución (ley) establece en su artículo tres que no pueden haber restricciones para gozar de los derechos civiles", aseguró Hernández.

Según Hernández, "si el matrimonio está en decadencia no es culpa de los homosexuales, sino de los heterosexuales que se han casado" .

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)