22 de enero de 2020 14:43

El IESS anuncia un proceso de vigilancia para el hospital Teodoro Maldonado 

Foto: EL COMERCIO

El recorrido de las autoridades del IESS en el Hospital Teodoro Maldonado se debe a las denuncias de un servicio médico deficiente. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las perchas de insumos y fármacos para diálisis lucieron llenas este miércoles 22 de enero de 2020 en las bodegas del Hospital Teodoro Maldonado Carbo, en Guayaquil. Este fue uno de los espacios visitados por el presidente del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Paúl Granda, luego de una serie de denuncias.

Las quejas, en esta ocasión, surgieron del servicio de hemodiálisis por la falta de insumos básicos como gasas, esparadrapos, guantes, e incluso otros de mayor costo como los filtros para el tratamiento.

Luego del recorrido, que incluyó múltiples quejas a gritos por equipos dañados, tratamientos represados y falta de diversos medicamentos, Granda aseguró que el abastecimiento para las diálisis está asegurado, al menos para los próximos 30 días. Algunos de estos insumos fueron enviados desde otras unidades médicas para atenuar el déficit. Pero también reconoció que otras áreas del hospital afrontan dificultades.

El presidente del IESS explicó que empezarán un proceso de vigilancia en el Teodoro Maldonado, que durará un mes, aproximadamente. La detección de las falencias estará a cargo de la Dirección Nacional de Salud del instituto y de la Dirección Provincial del Guayas. La Gobernación del Guayas será parte del proceso.

Foto: EL COMERCIO

El presidente del IESS, Iván Granda, señaló que los insumos para los pacientes que se realizan las hemodiálisis está asegurado para el lapso de un mes. Foto: EL COMERCIO

La falta de medicinas, insumos y dispositivos médicos es un problema recurrente en el Teodoro Maldonado. Años atrás se detectó la fuga de fármacos por pasadizos subterráneos. Lo más reciente fue en noviembre de 2019, cuando la Comisión Nacional Anticorrupción (CNA) denunció presuntos sobreprecios en algunas adquisiciones.

La solución, en ese tiempo, fue la separación de parte de las autoridades. Ahora Granda anunció la salida de por lo menos ocho funcionarios de las áreas Administrativa, Financiera, Bodega y Diálisis, por “omisiones en los procesos”.

Johnny Barberán asiste a hemodiálisis en el IESS desde hace 13 años. Es parte de los 240 afiliados y jubilados que reciben el tratamiento este hospital guayaquileño.

Este lunes, cerca del mediodía, salía de su terapia. Y casi a la par ingresaban insumos en cartones a la sala. “Hicimos la denuncia a tiempo porque el stock de los filtros, que se usan para eliminar las toxinas de la sangre, estuvo al límite”.

Foto: EL COMERCIO

Las bodegas del Hospital Teodoro Maldonado volvieron a estar abastecidas de medicamentos. Foto: EL COMERCIO

Sandra Layana se quejó porque desde noviembre de 2019 ha tenido que conseguir USD 10 semanales para comprar las medicinas que el IESS no tiene para su esposo. “Y las que hay son de mala calidad. La eritropoyetina, una medicina para evitar que se bajen sus glóbulos rojos y que caigan en anemia, es de una marca china que no le hace efecto”.

Otras quejas están relacionadas con fallas en los equipos médicos. En medio del llanto, Wendy Castro se acercó a las autoridades para reclamar atención para su padre de 73 años, a quien le detectaron cáncer de estómago.

“La última vez que lo atendieron fue el 2 de enero. Y no sigue las radioterapias porque esa máquina está dañada. He tenido que comprar por mi cuenta desde bombas de morfina hasta alcohol y gasas. Esto es peor que una clínica”, denunció.

Las autoridades del instituto reconocieron que el abastecimiento en cuanto a medicación no supera el 40% en el hospital, actualmente; la normativa indica que debería superar el 80%. La meta es superar ese porcentaje a partir de febrero.

Foto: EL COMERCIO

En noviembre de 2019 la Comisión Nacional Anticorrupción (CNA) denunció presuntos sobreprecios en algunas adquisiciones de medicamentos. Foto: EL COMERCIO

Fadul Jurado, gerente general del Teodoro Maldonado, explica que los retrasos se producen por los tiempos fijados en la Ley para las adquisiciones que superan los USD 300 000. Indicó que, por ejemplo, en diciembre emprendieron un proceso por USD 20 millones que aún no concluye. “Tardan entre un mes y mes y medio”.

Granda informó que buscan implementar un nuevo sistema de compras, con un mecanismo de distribución que les permita mantener un stock del 100% en toda la red hospitalaria. Entre mayo y junio esperan anunciarlo.

Para el 2020, el Teodoro Maldonado cuenta con un presupuesto de USD 133 millones. El monto asignado para fármacos, insumos y dispositivos médicos es de USD 48 millones para los seis primeros meses del año.

Esta casa de salud registra cerca de USD 1,3 millones de atenciones al año. Cuenta con 387 camas censables y en 2019 reportó 14 271 cirugías.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)