29 de September de 2009 00:00

Honduras vive en estado de sitio

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Tegucigalpa, AFP y Reuters

El Gobierno de facto de Honduras entró en un camino sin retorno. Ayer, cerró dos medios de comunicación tras suspender por decreto y durante 45 días el derecho a la libertad de asociación y movimiento, además de autorizar las detenciones sin orden judicial.

El Régimen interino  clausuró la radioemisora Globo de Tegucigalpa, uno de los últimos medios opositores  que funcionaban en el país, tras un decreto que restringe las libertades públicas dado a conocer la noche del domingo. Asimismo, el canal de TV  36, que también mantenía una línea opositora, fue rodeado por militares.
 
Endureciendo aún más su postura en la dividida Honduras, el gobierno de facto de Roberto Micheletti, instalado tras el golpe militar de hace tres meses, también profundizó su aislamiento internacional. Lo hizo al amenazar con el levantamiento, en un plazo de 10 días, de la inmunidad de la Embajada de Brasil, a menos que el presidente Lula da Silva ofrezca asilo o entregue al derrocado Manuel  Zelaya a la justicia.

“Temo que en las próximas horas asalten esta sede diplomática”, dijo Zelaya  desde el interior de la Embajada, sitiada por centenares de policías y militares fuertemente armados. “La comunidad internacional debe actuar”, dijo. Pero el Presidente brasileño respondió que ignoraría el ultimátum del Gobierno de facto.

No obstante, Micheletti  insistió a través de un comunicado en que Brasil debe tomar acciones ante la presencia de Zelaya en su Embajada en Tegucigalpa. “El Gobierno de Honduras ha mostrado infinita paciencia y moderación en su reacción a la violencia alentada desde una embajada foránea. Confiamos en que el Gobierno de Brasil tomará medidas en el corto plazo para que su legación deje de ser usada para quebrantar la paz en nuestro territorio”, enfatizó.

Las decisiones del Régimen interino generaron reacciones e inquietud. Así, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, dijo que Honduras vivía un estado de sitio. “Estamos preocupados por esta decisión, porque (...) libera las manos de quienes quieren realizar mayores actos de represión en Honduras”, declaró en Washington durante una reunión urgente del organismo.

Asimismo, el asesor para asuntos internacionales del Gobierno de Brasil, Marco Aurelio García, sostuvo que la presión internacional sobre el Gobierno de facto de Honduras no ha sido “suficientemente fuerte” para resolver la crisis del país centroamericano.
 
En tanto, el Comité para la Protección de los Periodistas  instó a al Gobierno de facto a que “vuelvan al aire de inmediato” la radio y el canal afines a Zelaya.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)