7 de noviembre de 2019 13:48

La historia de la universitaria que comía solo arroz y ají para comprar medicinas de su hermano enfermo indigna a China

La mujer y su hermano viven en Guiyang, una de las ciudades más olvidadas de China. Foto: Captura

La joven universitaria y su hermano viven en Guiyang, una de las zonas rurales más olvidadas de China. Foto: Captura de pantalla

valore
Descrición
Indignado 48
Triste 54
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 1
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La historia de Wu Huayan, una estudiante universitaria de China, que aunque tiene 24 años, mide apenas 1,35 de estatura y pesa solo 21 kilos, ha causado indignación en el país oriental. La joven limitó su alimentación para invertir el dinero completamente en la salud de su hermano, quien tiene discapacidad intelectual.

La estudiante destinaba el poco dinero que ganaba para cubrir los cuidados de su hermano, que padece de un trastorno mental. Su caso refleja la enorme brecha entre ricos y pobres en el gigante asiático, según publicó la BBC el 4 de noviembre del 2019.

Wu Huayan presenta una severa desnutrición luego de alimentarse durante cinco años solo con arroz y ajíes, según una publicación de Infobae. La mujer y su hermano viven en Guiyang, una zona rural que es considerada una de las más olvidadas de China, perteneciente a la localidad de Guizhou.

La universitaria fue internada en un hospital por la desnutrición. En la casa de salud dijo a los médicos que decidió sacrificar su alimentación luego de perder a sus padres cuando era niña y asumir la responsabilidad de los cuidados de su hermano enfermo.

La joven disponía de 2 yuanes (aproximadamente USD 0,30) diarios para alimentarse. La pensión que le entregaba el Gobierno de 300 yuanes (menos de USD 43) la invertía totalmente en la salud de su hermano. Tenía dos trabajos y también cursaba la universidad.

El grave estado de desnutrición le generó problemas en el corazón y los riñones debido a la mínima porción de alimento que ingería. El estado de la joven se conoció en redes sociales, después de que la prensa local relatara su caso. La noticia causó indignación en el país asiático y motivó a un grupo de personas a impulsar una campaña de ayudar que ha recaudado USD 68 000 (470 000 yuanes).

En las redes sociales chinas, el caso fue comentado durante toda la semana, con miles de ciudadanos que escribieron mensajes en donde reclamaban al Gobierno ayudas focalizadas para las personas más vulnerables.

La historia de Wu Huayan hizo reaccionar al Régimen de China, que informó que las autoridades destinaron un fondo de asistencia de emergencia de 20 000 yuanes (USD 2 800), tras conocer su caso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (25)
No (6)