16 de mayo de 2019 15:12

Hipertensión arterial supera los 5 700 egresos hospitalarios al año

El Servicio de Cardiología del Hospital Luis Vernaza, en Guayaquil, mantendrá una campaña preventiva por la hipertensión arterial hasta el 15 de julio de 2019.

El Servicio de Cardiología del Hospital Luis Vernaza, en Guayaquil, mantendrá una campaña preventiva por la hipertensión arterial hasta el 15 de julio de 2019. Foto: Elena Paucar / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Nunca sintió nada. Jorge Badillo, de 74 años, recuerda que por causalidad se enteró que era hipertenso. “Nunca había pisado un hospital hasta ese día. Fui por curiosidad, para un chequeo de la próstata y salí con medicinas para la hipertensión”. En el chequeo de rutina el tensiómetro marcó 190/98.

La presión arterial es la fuerza con que el corazón bombea la sangre, produciendo presión sobre las paredes de las arterias. Existen dos tipos de presión: la sistólica, cuando el corazón bombea sangre al cuerpo; y la diastólica, justo antes de que el corazón se contraiga. La presión arterial considerada normal es de 120/80.

Este 16 de mayo, el Día Mundial de la Hipertensión Arterial, Badillo acudió a la casa abierta que organizó el Servicio de Cardiología del Hospital Luis Vernaza de Guayaquil. Después de la revisión respiró aliviado; la máquina marcó 120/70. “Sigo todo al pie de la letra: tomo mis pastillas, me cuido en la dieta y me mantengo activo”.

Desde el año 2015, la hipertensión arterial y otras patologías relacionadas superan los 7 500 egresos hospitalarios al año. En el 2017 hubo 5 776, solo por hipertensión primaria; así consta en el Registro Estadístico de Egresos Hospitalarios del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).

El doctor Ernesto Peñaherrera, jefe del Servicio de Cardiología del Vernaza, explica que esta condición registra entre un 30 y 35% de prevalencia entre la población ecuatoriana. Las causas son múltiples, pero entre las principales están la obesidad y la diabetes.

Médicos y enfermeras realizan mediciones en la plazoleta del hospital Vernaza. También hubo charlas para médicos y residentes.

Médicos y enfermeras realizan mediciones en la plazoleta del hospital Vernaza. También hubo charlas para médicos y residentes. Foto: Elena Paucar / EL COMERCIO

“Cuando se llega a los 70 años, aproximadamente el 70% es hipertenso. Y esto genera altos gastos en salud. El último informe de la empresa Deloitte, en el 2015, dice que en Ecuador se gastaron cerca de USD 630 millones en enfermedades cardiovasculares, entre ellas la hipertensión arterial”, indica el cardiólogo. Solo esta última enfermedad generó cerca de USD 100 millones entre consultas, medicamentos y ausencias laborales.

Si no se toman medidas, la hipertensión puede ser un inicio. Peñaherrera explica que, de tener un control adecuado, en 15 o 20 años un paciente puede desarrollar comorbilidades: accidentes cerebrovasculaes, insuficiencia renal crónica, infartos.

Las primas Eulalia Torres (40) y Ana María Tomalá (57) llegaron este jueves a la casa abierta del Vernaza. El tensiómetro dio la alerta para Ana María, aunque no le sorprendió. “Soy hipertensa y estoy en tratamiento desde hace dos años”.

Ella también supo de la enfermedad por casualidad. Y aunque su prima dice que todo marcha bien con su presión arterial, trata de llevar una vida sana. “En la familia tenemos casos de problemas cardíacos y de presión”.

La campaña preventiva del Luis Vernaza, que es parte de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, se mantendrán hasta el 15 de julio, de 08:30 a 11:00. El hospital también se unió a la iniciativa #PorqueLodigoYo, una propuesta global que busca crear conciencia entre quienes viven con hipertensión.


¿Cómo tomarse la presión arterial correctamente?

Tener un diagnóstico más certero y un tratamiento más eficaz depende de una correcta toma de la presión arterial. Los especialistas del Luis Vernaza explican que el control domiciliario se puede realizar con equipos electrónicos o digitales.

La primera toma se debe hacer en la mañana, al despertar. Antes del desayuno, los médicos recomiendan sentarse junto a una mesa, con las piernas separadas y apoyadas en el piso. Luego, esperar entre 3 y 5 minutos, con el brazal del tensiómetro puesto.

Tras esa primera medición se anota el resultado en un cuaderno. Y luego de un minuto se hace la segunda toma. Por la noche, antes de dormir, se repite el procedimiento.

En 15 días se completan 60 mediciones. Esa información resultará mucho más valiosa que una toma única en el consultorio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)