1 de septiembre de 2019 22:56

Cuatro heridos y destrozos dejaron un amotinamiento en la cárcel de Cuenca

Los policías acordonaron los alrededores del CRS Turi de Cuenca. Foto: cortesía Lipsia Álava

Los policías acordonaron los alrededores del CRS Turi de Cuenca. Foto: cortesía Lipsia Álava

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Lineida Castillo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un policía y tres privados de la libertad heridos, 125 cámaras de seguridad, puertas y el policlínico destruidos fueron el saldo del amotinamiento registrado este domingo 1 de septiembre del 2019 en el Centro de Rehabilitación Social de Turi (CRS), en Cuenca.

Esta información fue difundida la noche de este domingo 1 de septiembre del 2019 en rueda de prensa, ofrecida por el gobernador de Azuay, Xavier Martínez, y la directora del CRS, Belén Cabrera. Según ellos, la trifulca ocurrió por defender a un preso que fue sancionado por suplantar la identidad de otro compañero para salir a una visita íntima.

En ese momento, alrededor de 300 reclusos comenzaron a pelear y destrozaron cámaras de seguridad, cerraduras y otros espacios También se sustrajeron algunos fármacos y el policlínico para atender al personal quedó totalmente destruido, dijo Cabrera. Este centro acoge a 2 500 internos.

Un agente de la Unidad de Mantenimiento del Orden fue retenido en un cuarto por unos minutos, golpeado en la cabeza y presentó una herida de tres centímetros en la frente y otra en el cuello. Los otros tres heridos son reclusos, uno de ellos tenía un corte en la mano y los otros recibieron golpes.

Todos fueron atendidos por médicos y están fuera de peligro. Para controlar el amotinamiento se intervino con 150 policías que acordonaron la zona con patrulleros, motorizados y policías montados. Otros ingresaron al complejo haciendo el uso progresivo de la fuerza y lanzaron gas lacrimógeno.

El aeropolicial sobrevoló todo el tiempo el área y también hubo el apoyo, en los exteriores, de personal del Ejército y de agentes de la Empresa de Movilidad impidiendo el paso de vehículos particulares por las vías de acceso al centro penitenciario.

Algunos presos que estaban en la revuelta se subieron por las mallas del cerramiento tratando de llegar a la zona perimetral, pero la Policía los dispersó y retornaron a sus lugares. Fue una situación tensa y de preocupación para los familiares que esperaban fuera.

Como parte de las medidas de seguridad estas personas fueron desalojadas a distancias prudenciales para evitar mayores problemas. Las visitas familiares fueron suspendidas hasta segunda orden. El amotinamiento fue controlado pasadas las 16:00.

Mañana, lunes 2 de septiembre, se evaluará la situación para determinar la procedencia o no de reabrir las visitas. Como medidas de seguridad se mantendrá la presencia de los policías en las afueras y los alrededor del CRS Turi. Los tres privados de la libertad que resultaron heridos regresaron a sus celdas.

Esta misma noche, Cabrera puso la denuncia en la Fiscalía de Azuay de los hechos suscitados, para investigar al preso que suplantó la identidad y ubicar a los autores del amotinamiento y de los daños ocasionados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)