27 de agosto de 2018 19:07

Habitantes de Pastocalle solicitan se investigue la muerte de 25 reses

Habitantes de la parroquia Pastocalle realizan rondas para detectar al animal que está atacando a su ganado. Foto: Cortesía de moradores del barrio Los Milagros

Habitantes de la parroquia Pastocalle realizan rondas para detectar al animal que está atacando a su ganado. Foto: Cortesía de moradores del barrio Los Milagros

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Modesto Moreta

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La muerte de 25 cabezas de ganado, en los últimos tres meses, mantiene en zozobra a los habitantes del barrio Milagros de la parroquia Pastocalle del cantón Latacunga, en la provincia de Cotopaxi. La madrugada del sábado 18 de agosto, los moradores encontraron otro ternero muerto. El semoviente pertenecía a Estela Pila, moradora del sector.

Ellos presumen que se trate de un puma o un oso que está atacando a los animales que se encuentran en el páramo, cerca de la Reserva Ecológica Los Ilinizas.

Según los vecinos del sector, las reses presentaban heridas profundas en el estómago, rasguños provocados por grandes garras y desmembración de la cola. “Pedimos al Ministerio del Ambiente para que nos ayude a investigar y se determinen con sus especialistas que animal está causando daño al patrimonio de los agricultores. Solo nos dicen que podría tratarse de perros salvajes, pero en la zona no hay botaderos de basura ni perros abandonados”, dijo Diana Toaquiza, una de las perjudicadas.

Contó que perdió USD 2 000 porque el depredador mató a 7 de sus becerros. “Eso nos obligó a bajar las cabezas de ganado del páramo, para evitar más pérdidas económicas. Los matan y solo se comen parte de las vísceras y chupan la sangre, mientras a otros les dejan heridos”.

En Pastocalle más de 15 familias son las perjudicadas con la muerte de las reses. Los vecinos piensan que los ataques se registran entre las 02:00 a 03:30 de la mañana. Las fotografías que exhiben los habitantes del sector evidencian que las heridas fueron causadas por grandes garras y las huellas de las patas no son de un perro, dicen. “Si fueran perros, atacarían en jauría”, mencionó Estela Pila.

Al momento los moradores realizan rondas para detectar al animal que está atacando al ganado. La idea es cazarlo. Daniela Culqui, directora del Ministerio del Ambiente de Cotopaxi, dijo que atendieron la denuncia de un conflicto gente-fauna, pero los técnicos de vida silvestre de la institución determinaron que el posible ataque es de perros salvajes que están dentro de la zona. “No estamos hablando de animales de vida silvestre, sino es un tema de fauna urbana que se convirtió en un conflicto para los moradores”.

Afirmó que solicitará al Municipio de Latacunga, responsable de la fauna urbana, para que asuma esa responsabilidad de dar una solución al inconveniente. Según Culqui, determinaron que se trataría de perros luego de la inspección a una vaca que sobrevivió al ataque y que supuestamente los moradores lo habrían afirmado”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)