23 de August de 2009 00:00

Habitantes de Atenas huyen por incendios en suburbios

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Atenas, AFP

Cientos de bomberos luchaban este domingo contra los focos de incendios que ganaban terreno en zonas boscosas a las puertas de Atenas, amenazando los suburbios de la capital griega donde muchos habitantes abandonaron sus casas.

“Ayer nuestra casa se libró pero el fuego volvió hoy”, contó Theofania Kassimati, una mujer de 53 años que huyó de su barrio residencial situado al este de Atenas.

“Gente que circulaba con altavoces nos decía que nos fuéramos, entonces empaquetamos unas cuantas cosas, (tomamos) nuestro perrito y nos fuimos”, agregó.

El domingo casi 600 bomberos estaban en pie de guerra para apagar el fuego que se propaga desde el sábado en los suburbios de Agios Stefanos, Anthousa, Gerakas y Pallini, a menos de 30 kilómetros de Atenas.

Se prevé la participación en las operaciones de hidroaviones italianos, mientras se esperaba la llegada de refuerzos de Austria, Francia y Chipre.

La Comisión Europea precisó que, en el marco del mecanismo comunitario de protección civil, Francia había propuesto poner a disposición de Grecia dos Canadair CL-215, Italia otros dos hidroaviones Canadair CL-415 y Chipre un  helicóptero antiincendios.

Siguiendo las recomendaciones de las autoridades, muchos habitantes escapaban de las llamas, pero otros se quedaban para proteger sus viviendas.

 “Hemos combatido el fuego y salvado nuestras casas solos”, explicaba en la televisión NET un habitante del sector de Koukounari, regando con una manguera la maleza. “Los bomberos nos dijeron que desalojáramos para no quedar atrapados y luego se fueron”.

Todo parece indicar que son los incendios más graves desde los de agosto de 2007, que causaron 77 muertos y destruyeron más de 250.000 hectáreas, principalmente en el Peloponeso y en la isla de Eubea.

Doce hidroaviones y siete helicópteros trabajaban sin descanso este domingo, aunque en su camino tropezaban con fuertes vientos y una espesa humareda.

“Las condiciones meteorológicas no permiten a los aparatos operar como deberían y dejan tras ellos muchos sectores donde quedan rescoldos de fuego”, declaró el delegado del gobierno de Atenas, Yiannis Sgouros, a la cadena NET.

Las llamas han arrasado unas 12.000 hectáreas de bosque y varias viviendas podrían haber sido destruidas, según estimaciones de responsables locales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)