26 de noviembre de 2018 14:19

En Posorja pintarán un mural por la paz, a un mes de linchamiento y muerte de tres personas

Vista del boceto del mural Pintemos Paz, del ilustrador guayaquileño Paco Pincay, quien comenzó a trazar el diseño este lunes 26 de noviembre y guiará a niños y jóvenes en la intervención con pintura de un mural en Posorja. Foto: Cortesía CDH

Vista del boceto del mural Pintemos Paz, del ilustrador guayaquileño Paco Pincay, quien comenzó a trazar el diseño este lunes 26 de noviembre y guiará a niños y jóvenes en la intervención con pintura de un mural en Posorja. Foto: Cortesía CDH

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un diseño de manos abiertas sobrepuestas, de diversos colores, que forman una paloma blanca central, marca el boceto del mural comunitario que niños y jóvenes de Posorja pintarán este martes 27 de noviembre en la parroquia rural de Guayaquil. Se trata de un diseño de Francisco Paco Pincay, ilustrador guayaquileño delegado por la Casa de la Cultura, núcleo del Guayas, para guiar el proceso del intervención denominado ‘Pintemos Paz’.

La intervención artística por una cultura de paz, liderada por el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CDH), se realizará un mes después del linchamiento ocurrido en la comuna, que terminó con la destrucción de una Unidad de Policía Comunitaria (UPC) y la muerte de tres presuntos ladrones.

Cuatro grupos de 20 niños y jóvenes de escuelas y colegios de la localidad intervendrán un muro de 7 metros de largo, a un lado del UPC donde se suscitaron los hechos.

“El objetivo es instalar la cultura de paz e iniciar un proceso de largo aliento, comprometernos con las diferentes organizaciones a reparar un hecho que nos da una muestra de la profunda y larga desatención a esta comunidad”, indicó Billy Navarrete, secretario ejecutivo del CDH. “La idea es visibilizar unas carencias también”.

En el programa interinstitucional participan también el GAD Parroquial de Posorja, la Defensoría del Pueblo, el Ministerio del Interior y la Casa de la Cultura. “El evento llama la atención sobre la propensión a la violencia y es una forma simbólica de restituir la paz”, indicó por su parte Fernando Naranjo, director de la Casa de la Cultura, núcleo del Guayas.

 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)