Matemáticas, materia de ‘miedo’ para los…
N. Zelanda facilita cambio de sexo en certificados d…
OMS confirma que vacunas ofrecen inmunidad de 6 meses
El apoyo del Gobierno permite a Quito financiar nuev…
La CC aclaró las reglas a los despidos por fuerza mayor
Ecuador, con más reportes de SARS-CoV-2 en animales  
La producción petrolera está por debajo de la meta prevista
Agricultores e industriales reclaman por especulación

160 bodegas de la Bahía serán clausuradas para frenar las aglomeraciones

Equipos de agentes metropolitanos, policías, bomberos, funcionarios y comisarios municipales llegaron temprano este jueves 3 de diciembre de 2020 al sector de la Bahía, en el centro de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Equipos de agentes metropolitanos, policías, bomberos, funcionarios y comisarios municipales llegaron temprano este jueves 3 de diciembre de 2020 al sector de la Bahía, en el centro de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Equipos de agentes metropolitanos, policías, bomberos, funcionarios y comisarios municipales llegaron temprano este jueves 3 de diciembre de 2020 al sector de la Bahía, en el centro de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Equipos de agentes metropolitanos, policías, bomberos, funcionarios y comisarios municipales llegaron temprano este jueves 3 de diciembre de 2020 al sector de la Bahía, en el centro de Guayaquil.

Este es uno de los operativos que anunció el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal, para evitar aglomeraciones en esta popular zona comercial durante diciembre. La acción conjunta comenzó a las 06:00 y se extiende pasadas las 10:00.

Los controles se enfocaron en verificar los permisos de funcionamiento de los locales de almacenamiento de productos.

Los sellos de clausura cubren parte de los establecimientos de las calles Chile, Ayacucho y Eloy Alfaro. Xavier Narváez, director municipal de Justicia y Vigilancia, informó que 160 bodegas serán cerradas.

Cerca de 1 000 vendedores informales acuden a diario a la Bahía e improvisan puestos en sus aceras, dificultando el paso de los compradores. Los tumultos, en medio de la pandemia por covid-19, aumentan el riesgo de contagio.

Gustavo Zúñiga, presidente alterno del COE cantonal, aseguró que los vendedores ambulantes son abastecidos por los propietarios de estas bodegas, que debido a la crisis han recurrido a esta forma de expendio.

La actividad comercial de este sector va en aumento en noviembre y diciembre. En esta semana incluso se han registrado violentos altercados entre vendedores nacionales y extranjeros, en los que tuvo que intervenir la Policía. También se han reportado robos.

La alcaldesa Cynthia Viteri aseguró que los operativos previos al feriado de inicios de noviembre dieron resultado en la disminución de casos de covid-19. En la última semana epidemiológica el cantón bajo de 1,1 a 0,94 casos confirmados por PCR, por cada 10 000 habitantes.

Ahora, frente a los festejos de Navidad y Fin de Año, a los que se sumarán la campaña y los comicios electorales más el feriado de Carnaval, Viteri dijo que los controles se intensificarán.

Suplementos digitales