10 de octubre de 2020 17:19

Guayaquil tiene un nuevo albergue para niños en tratamiento contra el cáncer

El pasado 8 de octubre, la vicepresidenta María Alejandra Muñoz inauguró el albergue Antonio López Bermejo, en Guayaquil.

El pasado 8 de octubre, la vicepresidenta María Alejandra Muñoz inauguró el albergue Antonio López Bermejo, en Guayaquil. Foto: Cortesía Vicepresidencia

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las fotografías de quienes sobrevivieron dan colorido y esperanza desde una de las paredes del albergue de niños oncológicos Antonio López Bermejo, en Guayaquil. La edificación de tres pisos fue inaugurada el jueves 8 de octubre de 2020 por la vicepresidenta de la República, María Alejandra Muñoz.

Tiene capacidad para 70 pequeños y sus acompañantes, en habitaciones con acogedoras literas en forma de casitas en la parte superior. El hospedaje para quienes acuden desde distintas localidades por sus tratamientos incluye el servicio de alimentación.

“En medio de la dificultad, este es el espacio para recostar la cabeza, para reposar el alma y tomar fuerzas”, dijo la Vicepresidenta, quien tiene a su cargo la articulación de acciones en el eje social, según el decreto 1106.

Una de las acciones consiste en impulsar acuerdos con entidades privadas sin fines de lucro y convenios internacionales para fortalecer la investigación científica y la humanización del servicio en la atención de niños que padecen enfermedades catastróficas o degenerativas.

La construcción del nuevo albergue en Guayaquil comenzó en 2018 y en abril de 2019 empezó a funcionar en la planta baja. La obra sumó el respaldo del Gobierno, la empresa privada y de los consulados de España y Estados Unidos.

El espacio lleva el nombre del presidente de la Fundación Española de Lucha contra la Leucemia, Antonio López Bermejo, quien además es el fundador de la Fundación Albergue de Niños Oncológicos (FANO) en Ecuador.

La presidenta de FANO, Cristina Andrade, agradeció el respaldo que se intensificó durante la pandemia, cuando recibieron alimentos y pruebas rápidas para mantener el servicio. “En cada baldosa, en una silla, en una planta está el aporte de cada uno de ustedes. Los ecuatorianos siempre tienen algo para dar y sé que dan lo que hay en el corazón”, dijo.

El cáncer pediátrico afecta cada año a cerca de 300 000 niños y adolescentes de hasta 19 años de edad, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En Ecuador se calcula que la tasa de supervivencia es del 50%.

Esa alarmante cifra fue conocida el pasado miércoles tras un recorrido del presidente Lenín Moreno por las salas de la Sociedad de Lucha contra el Cáncer en Guayaquil (Solca), donde se planifica la construcción del primer Hospital Onco-Pediátrico del Ecuador (HOPE).

El director del proyecto, Luis Eduardo Burbano, expuso que mientras nueve de cada 10 niños con leucemia sobreviven en países avanzados, en Ecuador la mitad no lo logra. “Estamos haciendo esfuerzos y sabemos que el Gobierno también a través del Ministerio de Salud Pública; y por eso queremos seguir juntos para así lograr vencer este porcentaje”.

El proyecto HOPE tendrá 7 000 metros cuadrados de construcción, 75 camas equipadas y contará con 42 especialistas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)