15 de julio de 2018 08:38

‘Guacho’ recibió apoyo de un excomandante de las FARC

Soldados de Colombia destruyeron el 10 de julio un laboratorio de alias ‘Guacho’, ubicado en un sector de Tumaco. Foto: Fuerzas Militares de Colombia.

Soldados de Colombia destruyeron el 10 de abril un laboratorio de alias ‘Guacho’, ubicado en un sector de Tumaco. Foto: Fuerzas Militares de Colombia.

valore
Descrición
Indignado 26
Triste 2
Indiferente 4
Sorprendido 4
Contento 3
Redacción El Comercio

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Era el 11 de noviembre del 2017. Un incipiente Frente Óliver Sinisterra se presentó ante alias ‘Gentil Duarte’, un excomandante de las FARC y quien entonces llevaba cerca de 30 años de militancia.

“He recibido el correo. Agradezco de antemano su gratitud y su gran solidaridad al haber entendido que no somos unos bandidos, que yo y el personal que estamos en el Frente de Guerra Oliver Sinisterra somos revolucionarios”. Así empieza la carta que ‘Guacho’, cabecilla del grupo armado, envió a ‘Gentil Duarte’ y a la que EL COMERCIO tuvo acceso.

El texto original se encuentra en una de las dos computadoras portátiles que la Policía incautó el 16 de marzo pasado, durante el allanamiento a la casa de la madre del líder disidente, ubicada en Mataje, en la frontera norte.

Una copia del correo se adjuntó al expediente en el que se investigó el atentado con carro bomba en San Lorenzo, ocurrido el 27 de enero del 2018.

En el escrito, ‘Guacho’ hace una breve defensa de las motivaciones de su “lucha”: “Buscamos el cambio de la igualdad con justicia social”.

Para noviembre del 2017, ‘Guacho’ se había dado a conocer cuando el presidente colombiano Juan Manuel Santos lo señaló como autor de la masacre en una zona de Tumaco, en donde fueron asesinados seis campesinos. “Rechazamos rotundamente lo que dijo Iván Márquez y ‘Romaña’, que nunca habíamos pertenecido a las FARC y que somos paramilitares”, dice en la carta.

De hecho, tras la masacre, Iván Márquez, histórico líder de las FARC, dijo que ‘Guacho’ no era disidente, sino paramilitar. En cambio, meses antes, ‘Romaña’, exlíder de las FARC en Tumaco, no avaló el ingreso al proceso de paz de decenas de milicianos de esa zona. Según él, nunca fueron de la guerrilla.

En una segunda parte de la carta, ‘Guacho’ expone cuál ha sido su trabajo al frente de su grupo armado. “En cuestión militar estamos operando en áreas que han sido de nosotros, como Río Patía, Río Chagüí, Tumaco, Llorente, Guayacana, Río Mira, Río Guiza y río Nulpe”. Todos estos sectores se ubican en el departamento de Nariño, que limita con Esmeraldas y con Carchi.

El disidente también asegura haber asesinado a miembros del Ejército colombiano y a siete integrantes de las Guerrillas Unidas del Pacífico, con quienes mantienen enfrentamientos en Nariño. Además, cuenta que ha “recuperado” material de guerra “en varios hostigamientos”.

“Estamos realizando un trabajo propagandístico con los compañeros urbanos. Espero que muy pronto tengamos una buena comunicación porque estamos escasos de HF (radios de alta frecuencia), saludos a toda la guerrilla...”, se despide ‘Guacho’.

Su carta es en realidad una respuesta al correo que ‘Gentil Duarte’ le había enviado nueve días antes, el 2 de noviembre.

Ese documento también se encuentra en el expediente. Allí, ‘Gentil Duarte’, actual líder del denominado Frente 7, que opera en Guaviare, en la amazonía colombiana, le dice a ‘Guacho’ que valora que siga en la lucha. Seguidamente le da instrucciones de cómo operar. “En el momento, lo más importante es poder restablecer la comunicación radial (sic) por HF, para poder intercambiar opiniones sobre el trabajo e informarnos de todos los acontecimientos”.

‘Gentil Duarte’ fue uno de los guerrilleros que integró la delegación guerrillera en los diálogos de paz en La Habana en el 2013. En su carta le revela a ‘Guacho’ sus códigos para acceder a la frecuencia de radio. Dice que todos los días realizan comunicaciones por esa vía: a las 08:00 y a las 14:00.

La segunda recomendación del comandante guerrillero es que ponga en práctica “los lineamientos de la cartilla militar”. Le cuenta que el camarada ‘Euclides Mora’, exjefe de los frentes 39, 52, 54 y 62 de las FARC, murió por acciones del Ejército en septiembre del 2017. Y relaciona su muerte con el hecho de no seguir las guías que escribieron otros guerrilleros, “para que los pongamos en práctica y no nos dejemos matar por pendejos”.

“Al camarada ‘Euclides’ le gustaba vivir en casas de civiles y decía que en la selva lo bombardeaban muy rápido y al viejo ‘Euclides’ le habían hecho dos asaltos perdiendo armas, dinero, comunicaciones”.

Para el líder del Frente 7 esa forma de operar “llama al fracaso”. “Reiteramos que pongamos en práctica la verdadera lucha guerrillera clandestina”.

‘Gentil Duarte’ le dice a ‘Guacho’ que en Colombia no existen condiciones para “hacer una lucha semiurbana”. Señala que “hay mucha gente que trabaja con la red de cooperantes y la Inteligencia militar es muy poderosa”. Le dice también que debe exigir orden a todos los subalternos y debe hacer una “reunión de partido”, cada ocho o 15 días para ayudar en la formación ideológica del guerrillero.

“Sugerimos redoblar esfuerzos en materia de disciplina para que podamos cumplir con las metas que nos hemos trazado”, dice ‘Gentil Duarte’.

Otro consejo más para ‘Guacho’: “Nosotros somos de la opinión de que los comandantes permanezcan con las unidades para evitar que los capturen”. Al despedirse, le dice que siguen usando “el mecanismo de enlace”, para intercambiar la correspondencia.

En contexto
El 13 de diciembre del 2016, las FARC expulsaron a alias ‘Gentil Duarte’, ‘Euclides Mora’, ‘John Cuarenta’, ‘Giovanny Chuspas’ y ‘Julián Chollo’ de sus filas. Estos comandantes se resistieron a dejar las armas y continuaron con sus operaciones de narcotráfico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (67)
No (4)