25 de octubre de 2019 12:01

Gremios piden eliminar ajuste tributario a venta de inmuebles para personas naturales y empresas en Ecuador

El texto de la reforma tributaria, propuesto por el Gobierno, plantea considerar el ingreso de la venta ocasional de inmuebles dentro de la renta global para el cálculo del impuesto a pagar. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El texto de la reforma tributaria, propuesto por el Gobierno, plantea considerar el ingreso de la venta ocasional de inmuebles dentro de la renta global para el cálculo del impuesto a pagar. Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 21
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 84
Redacción Negocios
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La reforma tributaria que está en análisis de la Asamblea Nacional plantea un ajuste tributario a la venta de inmuebles en el Ecuador.

El texto, propuesto por el Ejecutivo, plantea considerar el ingreso de la venta ocasional de inmuebles dentro de la renta global para el cálculo del impuesto a pagar. Actualmente, un ciudadano puede vender hasta dos casas en el año y está exenta del pago del tributo.

“Es un problema porque una persona que compró su casa hace 10 años en USD 50 000, le hizo mejoras y se revalorizó va a tener que pagar un valor alto. Por ejemplo, si esa casa se quiere vender ahora en USD 100 000, va a tener que pagar un tributo que llega hasta el 35% sobre 50 000 que sería la utilidad. La única excepción es si la venta se hace cada cinco años”, dijo Carlos Licto, abogado tributario.

El Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE) cree que el cambio afecta a las personas naturales y a las empresas, especialmente a las del sector de la construcción.

Patricio Alarcón, presidente de este gremio, explica que la venta de inmuebles actualmente está gravada con tributos municipales. Si se aprueba el texto tal como fue enviado a la Asamblea, a estos valores se sumará el impuesto a la renta sobre la ganancia de la gente en ese tipo de operaciones.

La Asociación de Promotores Inmobiliarios del Ecuador (Apive) envió una carta a la Comisión de Régimen Económico para pedir que se elimine este ajuste que, en la práctica, “crearía un nuevo tributo de entre el 25 y el 35%, según los casos, y que será pagado por millones de personas en la venta de sus viviendas, terrenos, fincas, haciendas, oficinas o locales comerciales”.

Según Apive, el tributo tiene implicaciones macroeconómicas que “contradicen la declarada intención de reactivar a la economía”.

El gremio considera que el impacto que tendrá el proyecto es similar al derogado impuesto de Plusvalía.

El Ministerio de Finanzas señaló que el proyecto no reforma el impuesto a la plusvalía sino que considera el ingreso de la venta ocasional de inmuebles dentro de la renta global para el cálculo del impuesto a pagar.

Pero, dijo que el Gobierno está dispuesto a escuchar, dialogar y, de ser necesario, perfeccionar la redacción del artículo, lo cual se trabajará en conjunto con la Asamblea y los sectores productivos.

Finanzas argumentó que el ajuste busca optimizar y focalizar las concesiones tributarias que hoy representan el 4,5% del Producto Interno Bruto. Aclaró que el cambio no afecta “de ninguna forma” a las empresas de la construcción o de la compra y venta de inmuebles.

La Comisión recibió el jueves 24 de octubre a Marcos López, representante del Presidente a la Junta Monetaria. Explicó que la reforma busca darle autonomía al Banco Central para que no ocurra lo que pasó en la década anterior, cuando se le convirtió en un prestamista del Gobierno.

El banco llegó a otorgar créditos al Fisco por USD 5 877 millones y a la banca pública por 2 679 millones, que luego fueron triangulados para comprar bonos del Estado. A cambio, recibió acciones de la banca pública, lo cual le restó liquidez, dijo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (38)
No (19)