11 de June de 2009 00:00

El Gobierno, un gran cliente de la industria

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Negocios

El ministro de Industrias y Competitividad, Xavier Abad, entregó ayer 31 taxis en Quito, como parte del Plan de Renovación Vehicular (Ren-ova) que impulsa.    

En las instalaciones de la empresa Hyundai, el funcionario aseguró que se entregará un total de 22 000 automóviles nuevos hasta 2012. Desde que se inició el programa, el año pasado, las autoridades han cambiado 5 000 unidades de todas las modalidades de transporte público (buses de servicio urbano, escolar, interprovincial, taxis, camionetas y equipo pesado). 

En una ceremonia que contó con la presencia de taxistas y sus familiares, el Ministro entregó placas con las palabras Ren-ova.

Según Abad, el Plan se enmarca dentro de un convenio suscrito entre el Gobierno y los diferentes gremios de transportistas profesionales. “Por cada unidad de transporte nueva que se entregue dentro del plan, una debe salir de circulación y ser chatarrizada, para lograr la renovación racionalizada del parque automotor del país”. 

El recambio de los vehículos se financia con la Corporación Financiera nacional (CFN), que  abrió una línea de crédito para los transportistas legalmente reconocidos y afiliados a la correspondiente Federación. El Gobierno garantizó una tasa de interés no mayor al 9,8% anual.

Las empresas ensambladores se han comprometido a conceder al sector transportista un 20% de descuento al momento de comprar repuestos.

Asimismo, el sector público también es un gran comprador de vehículos. Desde octubre del año pasado hasta la fecha se han comprado 1 800 autos para diferentes entidades, según datos del Instituto Nacional de Compras Públicas (Incop). La disposición es que esas compras  se hagan a las  ensambladoras nacionales, con las cuales se establecieron precios preferenciales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)