31 de octubre de 2019 10:42

Gobierno etíope confirma 78 muertos y 407 detenidos por recientes protestas

Unos partidarios de Jawar Mohammed, del grupo étnico Oromo, se concentran fuera de su casa en Adís Abeba el 24 de octubre de 2019, después de que acusara a las fuerzas de seguridad etíopes de haber orquestado un ataque en su contra. Foto: AFP

Unos partidarios de Jawar Mohammed, del grupo étnico Oromo, se concentran fuera de su casa en Adís Abeba el 24 de octubre de 2019, después de que acusara a las fuerzas de seguridad etíopes de haber orquestado un ataque en su contra. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un total de 78 personas murieron y 407 fueron detenidas por las protestas violentas ocurridas la pasada semana en la región central etíope de Oromia, informó este jueves 31 de octubre del 2019 Nigusu Tilahu, secretario de prensa de la Oficina del Primer Ministro de Etiopía.

En declaraciones a los periodistas en Adís Abeba, Nigusu divulgó esas cifras sin facilitar detalles, y dio las gracias a las fuerzas de seguridad, los líderes tradicionales y los jóvenes que ayudaron a estabilizar la situación.

El pasado viernes, 25 de octubre del 2019, el jefe de Policía regional, Kefyalew Tefera, confirmó que la violencia había causado 67 muertos, cinco de ellos agentes y el resto civiles, en unas protestas antigubernamentales que acabaron adquiriendo el carácter de choques interétnicos.

Kefyalew aseguró que la mayoría de las víctimas perdieron la vida en "luchas entre civiles", si bien organizaciones como Amnistía Internacional (AI) han denunciado que la fuerzas de seguridad llegaron a abrir fuego contra los manifestantes y han exigido una investigación de los hechos.

Las protestas, en un principio pacíficas, comenzaron la noche del 22 de octubre poco después de que el conocido activista etíope Jawar Mohammed congregara a miles de sus partidarios alrededor de su residencia en Adís Abeba, tras insinuar públicamente que la Policía pretendía orquestar un ataque contra él.

"El plan era eliminar mi seguridad, dar rienda suelta a atacantes civiles y justificar que se trató de un ataque de la multitud", aseguró el activista político en la página de Facebook de Oromia Media Network, un medio independiente del que es cofundador, al denunciar que la Policía pretendía retirarle sus guardaespaldas.

Las fuerzas policiales desmintieron que se tratara de un complot, pero sí que confirmaron haber solicitado la retirada de sus guardaespaldas tras evaluar, según ellos, al igual que con otras figuras políticas, su necesidad de contar con escoltas privados.

A partir de ese momento, jóvenes oromo -la etnia mayoritaria de Etiopía (país de más de 100 millones de habitantes) y a la que pertenecen tanto Jawar como el primer ministro, Abiy Ahmed- bloquearon carreteras en distintos puntos de la citada región, así como a las afueras de Adís Abeba.

Partidarios de Jawar, muy crítico con algunas políticas adoptadas por Abiy en el último año, se enfrentaron entonces con multitudes de personas que salieron a las calles en defensa del mandatario; recién galardonado con el Premio Nobel de la Paz de 2019.

En un comunicado publicado el pasado sábado por la Oficina del Primer Ministro, Abiy manifestó su tristeza por los disturbios y prometió llevar ante la Justicia a los responsables.

"La crisis que enfrentamos se volverá aún más temible y difícil si los etíopes no se unen", advirtió el gobernante.

Estos enfrentamientos demuestran la gran división interna entre la etnia oromo, de cuyo apoyo depende en gran medida el carismático líder para ganar las próximas elecciones, previstas para mayo de 2020. EFE

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)