3 de enero de 2019 00:00

Gobierno del Ecuador logró bajar el déficit con menos inversión y atrasos

En enero del año pasado el Gobierno inauguró el Hospital General del IESS en Manta. Foto: Flickr Presidencia

En enero del año pasado el Gobierno inauguró el Hospital General del IESS en Manta. Foto: Flickr Presidencia

valore
Descrición
Indignado 41
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 9
Evelyn Tapia y
Diana Serrano. (I)

En el 2018, el Gobierno redujo el déficit fiscal a USD 3 352 millones; esto es el 3,06% del Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo con los datos devengados del Presupuesto.

El déficit se genera cuando los gastos son mayores que los ingresos. Esta brecha fue menor a la que se había planteado en agosto pasado el Fisco y que era del 4,1%, según consta en el Plan Prosperidad.

También es inferior a la cifra del 2017, que terminó en USD 5 838 millones.

Dos factores explican la reducción de la brecha fiscal. Primero, el recorte en gastos para inversión estatal. La obra pública fue el rubro que más redujo el Gobierno durante el año pasado, el cual cayó en USD 1 796 millones frente al registrado en el 2017.

Las limitaciones de financiamiento que atravesó el país este año obligaron al Gobierno a recortar el gasto, pero no fue suficiente, explica Guillermo Granja, docente de economía de la Universidad Ecotec.

Según Granja, el ajuste al gasto pudo ser mayor en los egresos corrientes; es decir, en sueldos, mantenimiento del Estado, intereses de la deuda y otros, que se incrementaron en relación con el 2017.

“No lo han hecho por el costo político quizás, pero no hacerlo a larga impacta en la economía, porque el país seguirá requiriendo endeudarse más”, señala el docente.

De acuerdo con el Presupuesto, inicialmente se esperaban USD 8 253 millones de financiamiento público, pero se recibieron 7 279,5 millones.

El préstamo de USD 900 millones que el Gobierno esperaba hasta finales del 2018 del banco chino CBC, para el plan anual de inversiones, no llegó.

El segundo factor que explica la reducción del déficit son los atrasos en los pagos que tenía que hacer el Estado y que suman USD 1 350 millones, según la ejecución presupuestaria.

La mayor parte corresponde a pagos pendientes por bienes y servicios de consumo para el mantenimiento del Estado (arriendos, servicios básicos, etc.). Les siguen las transferencias a gobiernos locales.


Los gastos en sueldos y en intereses subieron


De los USD 28 067,46 millones que gastó Gobierno durante el año pasado, el monto más grande; esto es, el 73%,corresponde al gasto corriente.

Este tipo de egresos creció en USD 2 502 millones en relación al 2017, aunque el Gobierno emprendió un proceso de optimización del tamaño del Estado, con fusión y eliminación de entes, además de reducción de salarios para funcionarios del nivel jerárquico superior, entre otras medidas.

Dentro de este grupo, los pagos al personal y el pago de intereses de la deuda tuvieron los incrementos más importantes.

En el 2018 se pagaron USD 311 millones más en sueldos que en el 2017 y USD 511 millones más en intereses de deuda en el mismo período de comparación.


La inversión pública registró el mayor recorte


Dentro del gasto de inversión y de capital, aquel destinado a obra pública fue el que más se ajustó durante el año pasado.

En el 2017, el Gobierno destinó USD 1 451,8 millones a obras públicas, pero en el 2018, la cifra se redujo a USD 512 millones; esto es, una caída de 64%. Según Fausto Ortiz, exministro de Finanzas, una parte de la reducción que se evidencia en la cifra de gasto de inversión y de capital obedece a que Finanzas recibió solo hasta noviembre las facturas de los proveedores, por lo que la cifra se podría modificar.

Ortiz añade que el recorte en este tipo de egresos fue el factor principal que ayudó a alcanzar la meta de déficit, pero señala que mermar la inversión tiene un efecto de enfriamiento de la economía.


La remisión impulsó los ingresos por impuestos


Al culminar el 2018, el Gobierno recibió ingresos por USD 15 227 millones en impuestos, una cifra mayor a los 13 977 millones logrados en el 2017.

La directora del Servicio de Rentas Internas (SRI), Marisol Andrade, señaló hace unas semanas que la recaudación prevista para cerrar el 2018 era de unos USD 14 400 millones; es decir, 9% superior a la del 2017 que fue de USD 13 223 millones. La entidad ajusto su meta a mediados de año.

Los ingresos tributarios del año pasado tuvieron un impulso gracias la recaudación de la remisión tributaria, que empezó en agosto. Con esta medida, el Gobierno estimó ingresos por USD 602 millones en el 2018, pero la cifra se duplicó y cerró en unos USD 1 250 millones, según el SRI.


El precio del petróleo fue mayor al esperado


Los ingresos por venta de petróleo superaron en USD 437 millones los registrados en el 2017. Esto, debido a que en la Pro forma aprobada para el 2018 el Fisco estimaba que el precio del barril de crudo promediaría los USD 41,92; sin embargo, de acuerdo con datos del Banco Central del Ecuador (BCE), entre enero y octubre el barril se vendió en USD 62,49 en promedio. Los buenos precios ayudaron a paliar la caída de la producción estatal, la cual alcanzó los 121,7 millones de barriles hasta octubre, un 5% menos que en los primeros diez meses del 2017.

Para 2019, Finanzas fue más optimista que en 2018 y espera USD 50,5 por barril. Aunque al inicio estimó en USD 58 el barril, decidió ajustar a la baja el monto debido a la caída de precios desde finales del año pasado.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (17)