20 de September de 2009 00:00

Un giro a las políticas para los emigrantes

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Judicial 

La Tercera Jornada Hemisférica sobre Políticas Migratorias terminó ayer un pedido a los gobiernos del continente:  que la migración deje de ser abordada como un tema de seguridad nacional y militarización.

 En la  conclusión, además, se  exige que se respeten los derechos fundamentales de los emigrantes. Especialmente, aquellos que tengan relación con su trabajo  y sus nexos con las familias que dejaron en sus países, “como resultado de malas políticas económicas”.

También piden un  rechazo  a   la Directiva Europea de Retorno y a las políticas que sobre este tema impulsan los gobiernos de España e Italia. En ese mismo sentido piden a los gobiernos de la región que repudien la militarización de la frontera entre México y Estados Unidos, que tiene el objetivo de frenar el paso de los viajeros ilegales.  

En el encuentro, que se inició el jueves pasado, participaron delegados de redes sociales   de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay. También estuvieron representantes de países europeos, como España, donde se encuentra la mayor parte de emigrantes ecuatorianos.   

Todos los delegados  organizaron  mesas de debate. La  temática de esas discusiones fue amplia y abordaron temas como  la migración, trabajo doméstico y organización social de los cuidados, la crisis global, las políticas migratorias.

En el caso de los derechos humanos de los emigrantes se discutió la “seguritización” de las políticas migratorias  y derechos humanos, el refugio  de personas, el tráfico ilícito de emigrantes y los derechos sexuales y reproductivos.

El coordinador de el encuentro, Pablo de la Vega, informó que las conclusiones de los grupos sociales serán entregadas  en la IX Conferencia Sudamericana sobre Migraciones, que se inaugurará mañana  en Quito.

La conferencia servirá para que los representantes de los gobiernos del continente articulen una propuesta para el Foro Mundial que se cumplirá en Atenas el próximo año.

Para los representantes de  apoyo a los emigrantes, este será el escenario para terminar con la represión que padecen los emigrantes por las políticas de varias naciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)