6 de agosto de 2020 22:11

¿Cuál es la situación en centros geriátricos de Pichincha en donde hubo casos de covid-19?

Los trabajadores deben tener una gama de conocimientos para vigilar y detectar cambios en la condición de salud de los adultos mayores.Foto: Archivo / EL COMERCIO

Los trabajadores deben tener una gama de conocimientos para vigilar y detectar cambios en la condición de salud de los adultos mayores. Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Valeria Heredia

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El equipo de la Defensoría del Pueblo visitó ayer dos centros geriátricos en donde se reportaron adultos mayores contagiados con covid-19. Su objetivo fue recabar información sobre cómo se dieron las infecciones y los protocolos de bioseguridad que se siguieron.

El delegado de la entidad por Pichincha, Roberto Veloz, señaló que recibieron 25 alertas sobre posibles irregularidades en establecimientos de la provincia, por lo que empezaron una serie de investigaciones.

En su recorrido de ayer visitaron el geriátrico Más Vida, localizado en el norte de Quito. En este espacio, los 23 adultos mayores residentes dieron positivo para la nueva cepa de coronavirus. “Afortunadamente ya están en el noveno día del contagio y no se han registrado más problemas; tampoco se han reportado fallecidos”.

Sin embargo, uno de los inconvenientes fue que una proveedora de servicios médicos habría terminado su contrato de forma unilateral. “Esto va en contra del bienestar de las personas que viven en este espacio, por lo que pedimos información al geriátrico y a la firma privada”, dijo el abogado.

En horas de la tarde, Veloz informó que la empresa de medicina dejó sin efecto el comunicado del martes 4 de agosto y envió un documento este jueves 6, en el cual decía "nos comprometemos a continuar brindando nuestros servicios de protección, con la misma cobertura y profesionalismo, de acuerdo a las estipulaciones acordadas en el contrato con usted suscrito, sin perjuicio de mencionar que en ningún momento esta empresa de medicina integral ha suspendido los servicios a su apreciada y prestigiosa institución".

Otro centro visitado fue Corazón de María, en el norte de la urbe. Allí 12 residentes dieron positivo para la nueva cepa de coronavirus; tampoco hubo fallecidos. Sin embargo se abrió una investigación para garantizar los derechos y la protección de quienes están dentro de la casa. “Tenemos que revisar si se ejecutaron correctamente los protocolos de bioseguridad con los adultos mayores y los trabajadores”.

La entidad tiene planificada más visitas que se efectuarán en los próximos días. Por ejemplo, el equipo irá a un establecimiento ubicado en el Valle de Los Chillos, en donde se detectó que hubo una falta de medidas de protección, por lo que varios asilados fueron infectados. Aún se realizan indagaciones sobre el número de positivos. “Aquí se logró armar el cerco epidemiológico a tiempo para evitar más complicaciones”.

En esta casa además hay personas que no cuentan con familiares, es decir, fueron abandonados.

“Durante las visitas también se ha constatado que no hay trabajadores capacitados para atender las necesidades de los residentes”, dijo el representante de la Defensoría.

Por su parte el geriatra Patricio Buendía, quien labora en la Novaclínica, dijo que tener trabajadores con conocimientos en el cuidado del adulto mayor es una prioritario; más aún en épocas de pandemia por covid-19.

Durante esta temporada -aconseja- los representantes de las casas deberían organizarse para que los trabajadores no salgan del centro, a diario, con la finalidad de evitar un contagio masivo. “Deben formar grupos o turnos para disminuir la transmisión del virus en esta población que es vulnerable”.

Los trabajadores además deben tener una gama de conocimientos para vigilar y detectar cambios en la condición de salud de los adultos mayores. Es decir, si el residente deja de comer, duerme todo el día o no se mueve (pérdida de la funcionalidad) es una señal de alerta, por lo que deben llamar inmediatamente a los especialistas. “Cuando se atiende oportunamente la persona tiene una mejor recuperación, por lo que se debe entrenar a los cuidadores para que emitan alertas con rapidez”.

Otra de las recomendaciones -mencionó Buendía- es que las autoridades deben verificar si los centros cuentan con áreas de aislamiento para residentes sospechosos, confirmados y sanos. Además, deben contar con señalética en los espacios. “Si hay casos positivos no pueden compartir ni caminar en el mismo lugar; además la limpieza y la ventilación de espacios deben ser constantes”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)