20 de September de 2009 00:00

Los gastos personales, a revisión

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Negocios

En octubre, los contribuyentes que a inicios del año llenaron el formulario de gastos personales (GP) para deducirlos del Impuesto a la Renta (IR) tendrán que actualizarlo.

Los gastos que se pueden deducir  son  los efectuados en vivienda, salud, educación, alimentación y vestimenta. 

Esta es la oportunidad para que, si cometió un error en el primer formulario, el contribuyente lo corrija, con base en datos reales.

Verónica Cevallos, técnica del Servicio de Rentas Internas (SRI), dice que en enero los empleados en relación de dependencia hicieron una proyección de gastos, muchas veces con base en el monto que registraron el año anterior. 

En el formulario que deberán llenar en octubre, los datos serán más reales porque los contribuyentes podrán basar su reporte de gastos en la suma de las facturas y notas de venta que han recolectado en el transcurso del  año, al menos hasta septiembre.

Por ejemplo, si proyectó que gastará en comida USD 2 000 en todo el año deberá sumar las facturas que ha guardado y verificar si, en realidad, el monto que reportó se refleja en los comprobantes de venta y si, hasta diciembre, esa suma efectivamente se cumplirá.

Cevallos explica que es indispensable  ser rigurosos en este proceso  porque la administración tributaria podrá solicitar al contribuyente las facturas de manera aleatoria.

Melisa Arce, diseñadora gráfica, empleada en una imprenta en Quito, deberá corregir el gasto que reportó en vivienda.

En enero llenó el formulario de gastos  y detalló que por el pago de la hipoteca de su departamento gastará USD 250 al mes; con lo que, en un año, ese gasto sumaba USD 3 000, deducibles del Impuesto a la Renta. 

Pero después, Arce se enteró de que no era deducible el pago total de la hipoteca, sino solo los intereses, fuera del capital. Esta empleada privada acudió al banco, donde obtuvo el crédito y solicitó una proyección de cuánto gastará en intereses en este año. La respuesta fue que ese pago será de USD 1 200.

Arce deberá registrar ese nuevo dato en el formulario de Gastos Personales de octubre e  incluir el monto que invirtió en el pago del Impuesto Predial de su departamento. Cuando llenó el formulario en enero, no conocía que ese rubro también se puede deducir el Impuesto.

Todos los gastos deben estar respaldados con una factura o nota de venta a nombre del contribuyente. En ese aspecto, quienes arriendan sus viviendas han tenido inconvenientes.

Luis Vásquez, de 32 años, arrienda un departamento de dos habitaciones  en el norte de Quito y paga un alquiler de USD 200.  Es empleado privado  e incluyó ese gasto en el formulario que llenó en enero. Sin embargo, cuando  solicitó a su casero una nota de venta o factura por el pago de la renta de cada mes, este le dijo que eso implicaría un incremento del alquiler de, al menos, un 10%. 

Por esta razón, Vásquez desistió de incluir el arriendo  en sus gastos personales y, en octubre, está dispuesto a retirarlo del formulario y hacer un nuevo cálculo de los deducibles.

Debido a que muchos contribuyentes han tenido el mismo problema, el SRI incluyó en su página web, www.sri.gov.ec, un enlace que se denomina Denuncias, donde los arrendatarios pueden reportar al dueño de casa que se niega a dar los recibos del arriendo.

Una vez hecha la denuncia, el Servicio de Rentas Internas se comunicará con el dueño de casa y le solicitará todos los comprobantes de venta que no le ha entregado al arrendatario.

Los contribuyentes podrán solicitar el formulario de gastos personales a sus empleadores, o bajarlo de la página de Internet del SRI. Los empleadores están en la obligación de recibir el formulario y corregir la retención por el Impuesto a la Renta.

Por ejemplo, si el trabajador cambió  el formulario y sus gastos deducibles resultaron ser menores a los que inicialmente reportó, la empresa deberá corregir el cálculo del pago del impuesto y aumentar el monto retenido en lo que queda del año hasta alcanzar la cifra que el empleado deberá tributar.

Si, por el contrario, el empleado hizo un cálculo conservador de sus expendios en enero, y en octubre encontró que sus gastos deducibles son mucho mayores, con base en las facturas,  la compañía donde trabaja deberá reducir las retenciones.

Cevallos, del SRI, explica que la  actualización del formulario de gastos personales en octubre es un trámite que deben hacer solamente los empleados en relación de dependencia. 

Gastos deducibles

El Servicio de  Rentas Internas recibirá el formulario en el transcurso de octubre. Las empresas deben  fijar internamente  los plazos para que los empleados  entreguen los formularios de gastos personales.

La responsabilidad por  los datos de gastos deducibles que se registran en los formularios es de los contribuyentes, no de las empresas. 

Una vez que los  empleadores reciben los formularios, estos deben remitirlos a la administración tributaria. 

Los contribuyentes que no llenaron el formulario de gastos  no están obligados a hacer la actualización en octubre porque la empresa ha descontado el impuesto de sus salarios. 

La base imponible para el pago del Impuesto a la Renta en este año es de USD   8 750. Es decir, que quienes ganan más de esa cifra al año deben tributar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)