16 de febrero de 2019 00:00

Los contribuyentes deducen más sus gastos personales

Corp. Favorita entrega comprobantes al cliente donde puede ver el monto deducible.

Corp. Favorita entrega comprobantes al cliente donde puede ver el monto deducible. Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Diana Serrano
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El monto por gastos personales que las personas naturales o en relación de dependencia presentaron en el 2017 al Servicio de Rentas Internas (SRI) fue mayor al del 2016.

El beneficio de deducción permite a los contribuyentes incluir sus consumos de salud, vivienda, educación, alimentación y vestimenta para reducir el valor a pagar del impuesto a la renta (IR), explicó Carlos Calero, director de la firma El Asesor Contable.

En el 2017, el monto total por deducciones se ubicó en USD 4 208 millones, es decir, un aumento del 58% frente a lo registrado en el año previo.
El rubro que tiene un mayor monto de reducción es el de alimentación (ver gráfico).

En este caso, el SRI considera los consumos de comida preparada o alimentos para cocinar (no para las mascotas), bebidas (excepto las alcohólicas) y pago de pensiones alimenticias.

Le sigue el rubro de salud. Las personas presentan las facturas de honorarios médicos, servicios de hospitales, medicina prepagada, compra de medicamentos y otros.

Este tipo de gastos también fue el de mayor deducción en el 2016.
Finalmente están los egresos por educación, vivienda y vestimenta, con menores montos.

Deducción de gastos personales


Hace dos años, Rita Melo aumentó sus ingresos porque consiguió un nuevo trabajo y, con ello, comenzó a cancelar el impuesto a la renta. Para que el monto de este tributo sea menor, la contribuyente cumple cada año con la presentación del anexo.

Con un mejor sueldo, Melo incrementó sus consumos en salud y educación desde el 2017. Por ejemplo, contrató un seguro de salud privado, por USD 700 anuales. Además, empezó a pagar la escuela privada de su hija, por un valor USD 1 400 al año.

La recuperación de la economía en el 2017 es un factor que explica el incremento en el monto de deducción.

Según datos del Banco Central del Ecuador, la economía ecuatoriana evidenció una contracción económica en el 2015. En el 2016 la economía creció ligeramente en un 0,8% y en el 2017, en 2,8%.

Esto se refleja en un mayor consumo por parte de los consumidores, señaló Calero. Para el experto también hay otro motivo que impulsó el alza. “Cada vez los contribuyentes están más informados de los beneficios de la deducción como una forma legal de tributar menos IR”, indicó.

Algunas empresas, como Corporación Favorita, ayudan a que los clientes conozcan el monto que pueden deducir de sus compras. Desde hace cinco años, los supermercados de la cadena entregan ese detalle en las facturas.

Una tercera explicación está en las facilidades que brindan las declaraciones en línea y la adopción paulatina del esquema de facturación electrónica, que ayuda a optimizar la información, aseguró el experto.

Aunque un mayor monto por deducción implica un mayor sacrificio fiscal, Calero aseguró que el beneficio motiva a la formalización de los negocios, que al final terminan tributando al Estado.

“Por ejemplo, ahora el contribuyente exige a un restaurante que le entregue la factura y ese negocio tiene el deber de declarar el IVA”, señaló.

Este mes, las personas que trabajen o no en relación de dependencia, cuando sus ingresos anuales hayan superado los USD 11 270 y sus gastos deducibles sean de USD 5 635 deben presentar el anexo correspondiente al ejercicio 2018.

El proceso se lleva, según el calendario dispuesto por el SRI, acorde al noveno dígito de cédula o del RUC.

Para hacer este trámite en línea se pueden registrar las facturas electrónicas y físicas emitidas el 2018, las cuales deben estar a nombre del contribuyente y sus dependientes.

En el caso de los primeros, el sistema arroja una información prellenada. El usuario debe confirmar que los datos sean correctos y estén en los casilleros que correspondan, de acuerdo con el tipo de gasto por descontar. Los comprobantes físicos se ingresan manualmente.

Para este año, el anexo presenta algunos cambios. Uno de ellos es la inclusión de los consumos de los padres, cónyuge o pareja en unión de hecho, de sus hijos, de los hijos del cónyuge, conviviente o pareja en unión de hecho. Estos no deben percibir recursos.

En el caso de los padres no deberán recibir individualmente pensiones jubilares u otros ingresos que superen los USD 386. Los gastos de salud por enfermedades catastróficas, raras o huérfanas debidamente certificadas, el tope máximo de la deducción que pueden hacer los contribuyentes es de USD 22 540.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)