17 de August de 2009 00:00

El gasto en salarios está en debate

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Negocios

El Gobierno busca  que los empresarios paguen salarios que cubran  la canasta básica familiar (USD 522), así eso implique sacrificar las utilidades de las empresas.

El mandatario   Rafael Correa dijo la semana anterior que el sector privado destina un porcentaje muy bajo de sus  ingresos al pago de salarios  e hizo un llamado  a cambiar esa distribución.

Con esa idea, el Régimen emprenderá una reforma salarial cuya meta es lograr, dentro de  dos años, sueldos que cubran todas las necesidades de los obreros.

Pero no se puede meter a  todas las empresas en un mismo saco, asegura Alberto Acosta Burneo, editor de Análisis Semanal.

Según el experto, el monto que las compañías destinan al pago del personal varía de acuerdo con  el tipo de actividad.

“No existe una fórmula, cada empresa distribuye sus ingresos de manera diferente”, señala.

Por ejemplo, una empresa  que tiene una base tecnológica para su producción necesita hacer una inversión significativa en tecnología, por lo que ese rubro será su principal gasto.

Chova del Ecuador SA, que produce impermeabilizantes en Quito, destina el 50% de las utilidades de los accionistas (alrededor de USD 300 000 al año) para investigación tecnológica y compra de maquinaria.

“Si no invertimos en tecnología no podremos mejorar nuestros productos y, por lo tanto, no podremos competir”, comenta Javier Pozo, gerente de esta firma.

El ejecutivo señala que el gasto anual en salarios para sus 35 empleados es similar al de tecnología, porque ninguno de los trabajadores gana el básico,  debido a que  la empresa entrega bonos de productividad.

Otras empresas productivas, por ejemplo las textiles, requieren de gran cantidad de  mano de obra y ese será su principal rubro de gasto, explica Acosta.

Los egresos dependen, además, de la estrategia y del momento en que se encuentra la compañía.

Por ejemplo, si una compañía está en etapa de promoción para incrementar sus ventas, un rubro muy importante en su balance será la publicidad.

Algunas compañías, en tanto, necesitan mano de obra calificada. Ese es el caso de la Rectificadora Pazmiño, de Quito, que se especializa en  motores de todo tipo.

Juan Pazmiño, gerente, asegura que el gasto en personal representa el 40% de su facturación.
 
Eso porque ninguno de sus 46  empleados gana el salario básico (USD 218) y los técnicos rectificadores ganan entre USD 500  y  1 000. “Esta es una empresa de servicios y el personal cobra comisión. Los salarios no son bajos”.

Esta firma  tiene una utilidad neta promedio del 12%.

El Gerente asegura que si esa utilidad se tuviera que utilizar para incrementar los salarios, tendría que renunciar a la compra de nueva maquinaria y la empresa perdería competitividad.

Pozo, por su parte, comenta que  un efecto de la reforma salarial en las industrias sería una mayor automatización, para prescindir de parte del personal.

Édgar Flores, abogado societario y asesor de la Cámara de la Pequeña Industria de Pichincha (Capeipi), explica que no existe ninguna norma legal que permita al Gobierno determinar la distribución de los ingresos de las empresas.

El abogado dice  que una mejora salarial pudiera conseguirse con incentivos tributarios a las compañías; por ejemplo, menos retenciones como compensación por el pago de mayores salarios.

No obstante, Flores explica que en la Constitución sí está establecido que la remuneración básica unificada debe aproximarse al costo de la canasta familiar.

Acosta Burneo acota  que la intención del Gobierno es incrementar los salarios, independientemente de que la empresa perciba utilidades o no. En todo caso, advierte que el alza se tiene que llevar a cabo de manera gradual, porque el impacto para las empresas sería muy fuerte.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)