1 de September de 2009 00:00

Gama y TC Televisión aún están en lista de espera

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Gama y TC Televisión están valorados en USD 87,77 millones. Estas dos estaciones son parte del fideicomiso que se conformó para facilitar la venta de las empresas incautadas por el Estado a los Isaías.

Sin embargo, a más de un año de su incautación, la venta de los canales no se ha concretado. A diferencia de otros negocios, la venta de los dos medios debe atravesar por una fase  diferente, ya que al ser  concesionarios de frecuencias, no pueden negociarse libremente.

El ex presidente del extinto Consejo Nacional de Radio y Televisión (Conartel), Fernando Bucheli, explica que lo único que se puede vender son las acciones y no la frecuencias.  TC Televisión tiene 36 y Gama, 56.

Bucheli agrega que luego se debe convocar a una licitación para que las compañías anónimas trasladen sus derechos de acción, pero no su propiedad sobre las frecuencias, pues estas pertenecen al Estado ecuatoriano.

Este trámite, después de la licitación, se debe resolver a través del Consejo Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), que reemplazó al Conartel.

Sin embargo, el ex funcionario advierte una irregularidad que se puede presentar en el camino. “El Conartel se disolvió por Decreto, y eso no funciona así, se tiene que disolver por Ley. Todo lo actuado por el Conatel no tiene valor, mientras no se modifique la Ley de Telecomunicaciones”.

Guillermo Navarro, ex presidente de la Comisión Auditora de Frecuencias, explica, en cambio, que para vender un medio primero los administradores (Carlos Coello, en TC, y Enrique Arosemena, en Gama) deben devolver la frecuencia al Estado, y luego solicitarla  nuevamente. “La estación televisiva solo  administra,  no es propietaria”.

El orden sería el siguiente: entregar la frecuencia, revertirla, vender las acciones de los canales y luego, el Estado debería devolver la frecuencia a los nuevos administradores. Navarro sostiene que eso debe ocurrir para evitar la figura de devolución-concesión, que fue determinada como corrupción por la comisión.

Esta consistía en la venta de los equipos, con la frecuencia incluida. El fideicomiso a cargo de las dos empresas es el denominado AGD CFN- No más impunidad. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)