7 de enero de 2020 08:55

Futuro de las circunscripciones electorales tiene tres escenarios

La Comisión de Justicia de la Asamblea, en una sesión el 14 de diciembre pasado. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La Comisión de Justicia de la Asamblea, en una sesión el 14 de diciembre pasado. Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 2
Andrés García
Roger Vélez. Redactores (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Allanarse o ratificarse. Esos son los dos caminos que tiene la Asamblea para resolver las 18 objeciones hechas por el Ejecutivo a las reformas al Código de la Democracia. A eso se suma un tercero, que podría dar lugar a una posible demanda de inconstitucionalidad. El punto más sensible es la eliminación de las circunscripciones electorales.

La disyuntiva surge por dos factores. Por una parte, este tema no fue sometido a votación en el Pleno, ante la falta de acuerdos entre las bancadas durante el segundo debate, en diciembre pasado. Y, por otro lado, el Ejecutivo cometió una imprecisión en el momento de redactar el veto.

En el documento remitido por Carondelet, el viernes pasado, se plantea eliminar el inciso segundo del artículo 150 del Código de la Democracia, cuando lo de las circunscripciones consta, en realidad, en el inciso segundo del numeral dos de dicho cuerpo legal.

Según Patricio Donoso (Creo), segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, el Ejecutivo deberá enviar una fe de erratas o un alcance al veto, para que el Pleno lo pueda tratar dentro del plazo de 30 días que establece la Ley.

Futuro de las circunscripciones electorales tiene tres escenarios


En la coalición parlamentaria compuesta entre Alianza País (AP), Creo, el Bloque de Acción Nacional (BIN) y el Bloque de Acción Democrática Independiente (BADI), no hay una postura definida.

AP prevé reunirse este martes 7 de enero del 2020 para discutir este asunto. Esteban Albornoz, uno de sus integrantes, consideró que para subsanar el error cometido por el Ejecutivo, el Pleno debe ratificarse en el texto inicial, en cuyo caso se requiere de las dos terceras partes (91 votos).

Sin embargo, asambleístas del BIN como César Solórzano, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, se inclinan a favor de la propuesta del presidente Lenín Moreno.

“Quizá los partidos políticos grandes creen que van a tener una gran mayoría, intentan imponerse y mantener estas circunscripciones, pero yo creo que, desde un inicio, el tema fue un error”, dijo Solórzano, de las filas del Partido Sociedad Patriótica.

El asambleísta independiente Eliseo Azuero cree que la eliminación de ese modelo, que se aplica en las provincias más pobladas: Pichincha, Guayas y Manabí complementará al cambio del método para la asignación de escaños, D’Hondt a Webster, que no tuvo reparos de Carondelet.

Para allanarse, el Parlamento requiere de 70 votos, una opción que descartan por completo los bloques del Partido Social Cristiano (PSC) y del correísmo, que controlan 45 curules en el hemiciclo.

“Bajo ningún concepto podemos allanarnos al veto del Ejecutivo en esta parte, primero por no estar de acuerdo, por ser ilegal, y por evitar también que la Corte Constitucional lo tumbe”, expresó el socialcristiano Henry Cucalón.

El artículo 138 de la Constitución estipula que una objeción parcial del Ejecutivo “no podrá incluir materias no contempladas en el proyecto” y que “igual restricción observará la Asamblea en la aprobación de las modificaciones sugeridas”.

Cucalón recordó que la Corte ya zanjó este asunto durante la reciente reforma al Código Orgánico Integral Penal (COIP), cuando le sugirió al Ejecutivo que envíe un nuevo proyecto de ley a la Asamblea, en virtud de que el Pleno no dio paso a la despenalización del aborto en casos de violación en el país.

La Comisión de Justicia, encargada de procesar las reformas, prevé reunirse este miércoles para empezar a procesar el tema y elaborar un informe para el Pleno.

La correísta Marcela Aguiñaga, expresidenta de esa mesa parlamentaria, consideró que la Comisión deberá sugerir que la Asamblea se ratifique en el texto aprobado “puesto que allanarse al veto constituiría un vicio de constitucionalidad al proyecto”.

A tan solo 13 meses de los próximos comicios, la decisión que tome la Asamblea es clave en el Consejo Nacional Electoral (CNE) .

Enrique Pita y Luis Verdesoto, consejeros de minoría, respaldan la eliminación de las circunscripciones, pues consideran que se ajusta con el método Webster para “restituir el sistema proporcional”.

No obstante, el consejero José Cabrera no ocultó su “preocupación” por los cambios que desencadenaría esta decisión. Por ejemplo, se necesitará una actualización de reglamentos, la sincronización del sistema informático para contabilizar votos y adjudicar escaños, además de la capacitación al personal electoral.

Medardo Oleas, expresidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), cree que la eliminación es positiva. Recordó que el concepto de la división se pensó, inicialmente, para las elecciones seccionales, donde su aplicación sí es acertada. Aclaró que el veto parcial hace solo referencia a la eliminación de las circunscripciones para elegir asambleístas.

Carlos Aguinaga, extitular del TSE, también cree que es conveniente la eliminación de las circunscripciones, para que opere adecuadamente el método Webster.

En tanto que la presidenta del CNE, Diana Atamaint, sostuvo ayer que mientras no se apruebe el texto final del Código de la Democracia, este organismo no podrá aprobar el Plan Operativo Electoral, con lo que se inicia oficialmente el periodo de elecciones. El CNE prevé que los próximos comicios se efectúen a mediados de febrero del 2021.

En contexto

Desde el 3 de enero, cuando fue remitido el veto del Ejecutivo, corre un plazo de 30 días para que la Asamblea se pronuncie. Si no lo hace se entenderá que se ha allanado a las observaciones y el Presidente de la República remitirá el texto al Registro Oficial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (2)