Daniel Ruiz se salvó del deslizamiento pues había sa…
3 090 plazas de parqueo en el Centro de Quito no sol…
Científicas rompen el hielo de la desigualdad y se a…
Seguro cubre robos en estacionamientos de borde de Quito
Gobierno recurre a endeudamiento para atender las em…
París cumple 10 días de continuas protestas por refo…
Mujer enamoró al asesino de su pareja para entregarl…
Directora Administrativa de Hospital del IESS es ase…

Funcionario quemado vivo por rumor de WhatsApp en México

Daniel Picazo trabajó en la Cámara de Diputados de México. Foto: Twitter @emeequis y redes sociales

Un funcionario público del estado de Puebla, en México, falleció el pasado viernes 10 de junio luego de que una turba de al menos 200 personas lo quemó vivo. El hombre fue confundido con un ladrón de niños, según rumores que se habían difundido por WhatsApp y otras redes sociales.

Los hechos ocurrieron exactamente en la comunidad de Papatlazolco, municipio de Huauchinango, hasta donde había llegado Daniel Picazo, un abogado de 31 años que había colaborado en la Cámara de Diputados, según el diario mexicano El Universal.

El rumor de WhatsApp

Según señalaron las autoridades, en la noche del viernes 10 de junio se difundió por varios grupos de WhatsApp la noticia de que había un presunto delincuente en el pueblo que había llegado hasta allí para secuestrar menores de edad.

Otros rumores señalaban incluso que Picazo ya había intentado secuestrar a un pequeño aquella noche y que estaba merodeando la zona en una camioneta.

Los mensajes difundidos en redes llamaban a actuar inmediatamente contra el presunto secuestrador de menores que estaba en el pueblo.

El rumor generó la rabia de los pobladores, quienes retuvieron y golpearon fuertemente al hombre. La policía intentó rescatarlo en varias oportunidades pero vecinos lo impidieron insistiendo en que era un secuestrador de menores.

Y cuando los oficiales intentaron resguardarlo dentro de una patrulla, habitantes de esa comunidad lo sacaron nuevamente y se lo llevaron por la fuerza a las canchas deportivas, en donde lo golpearon, le rociaron gasolina y le prendieron fuego aún con vida.

La camioneta en la que se trasladaba Picazo también fue quemada. Los agentes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal ingresaron y retiraron el cuerpo luego de que los pobladores abandonaron el lugar.

Picazo había trabajado hasta el pasado mes de marzo en la Cámara de Diputados, principalmente con legisladores del Partido Acción Nacional, de México.

Su familia exige justicia

La identidad del funcionario fue confirmada luego por su familia, quien criticó la forma en la que fue asesinado por la comunidad y pidió justicia a las autoridades.

“Enterarme de la forma en que te arrebataron la vida me provoca la mayor repulsión hacia la gente que injustamente lo hizo sin saber que eras un profesionista, amante de los viajes y de la vida, con un futuro brillante, vuela muy alto mi Dany, confío en que Dios hará justicia a toda esa gente que te cortó las alas… solo por estar en el momento y lugar equivocados”, escribió su hermana en redes sociales.

Las autoridades de la zona, de donde era originario Picazo, ya investigan lo sucedido. Por ahora, se desconoce si hay personas capturadas o señaladas como responsables de la muerte del funcionario.

“La justicia por propia mano, no es justicia, sino barbarie. Las autoridades competentes ya investigan lo ocurrido a fin de determinar responsabilidades", indicó en un comunicado el gobierno del municipio de Huauchinango.

Este tipo de crímenes no son nuevos en México, y se registran en localidades alejadas, donde las fuerzas de seguridad estatales tardan en llegar.

Uno de los casos más dramáticos ocurrió en 2019 también en Puebla, cuando siete hombres fueron golpeados y quemados hasta la muerte.

Ese año 43 personas murieron y 173 habían resultado heridas en linchamientos, según reportó en un informe la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

En #Guayas fue capturada alias ‘La Majo’ por su presunta participación en el hecho violento ocurrido en Ibarra » https://bit.ly/3xsdb2F

Posted by El Comercio on Sunday, June 12, 2022