24 de octubre de 2018 21:46

Una funcionaria de la UNAE fue restituida mediante fallo judicial

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 19
Lineida Castillo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La tarde del miércoles 24 de octubre de 2018 se emitió el fallo por escrito. El Juez de Unidad Judicial de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de Azogues, provincia de Cañar, acogió la acción de protección y ordenó que María Salomé Córdova Viteri sea reintegrada a sus funciones.

Desde mayo del 2015, Córdova se ha desempeñado como coordinadora Administrativa y Financiera de la Universidad Nacional de Educación (UNAE), que tiene su sede principal en Azogues, provincia de Cañar. En agosto de 2018 se acogió a la licencia por maternidad y lactancia.

La Ley para la Defensa de los Derechos Laborales establece un descanso de 12 semanas, dos antes del parto y 10 después del mismo. Durante los 12 meses posteriores al parto, la jornada de trabajo de la madre lactante durará seis horas diarias.

Además, la misma norma y la Constitución protegen a las madres contra un despido y por eso les brinda ese tiempo de descanso para que se recuperen del parto y puedan cuidar al recién nacido.

Sin embargo, Córdova denunció que mientras se encontraba con licencia y sin que aún corresponda reintegrarse, el 29 de agosto de 2018 fue notificada vía correo electrónico -por parte del rector de la UNAE, Freddy Álvarez, y del equipo jurídico, sobre la terminación de su contrato.

Como alternativa le ofrecían la Dirección Administrativa Financiera, pero para eso debía renunciar a su cargo. El argumento de las autoridades de la UNAE es que Córdova no tiene los cinco años de docencia como lo exige la Ley Orgánica de Educación Superior en la reforma publicada el 2 de agosto de 2018.

El 30 de agosto, Córdova les respondió que recibió el documento, pero que rechaza la propuesta. Y al siguiente día, las autoridades de la UNAE le ratificaron sobre su salida y que si quería tomar el otro cargo debía empezar el 1 de septiembre. “Estas actitudes no permiten superar, ni desterrar la mentalidad machista patriarcal instalada en distintos espacios de la sociedad. Con esta situación me nace la inquietud si la UNAE en sus cátedras está transmitiendo a los estudiantes valores como la justicia, educación despatriarcalizada, solidaridad y equidad”, dijo la demandante.

Ella dice que el 24 de septiembre de 2018, cuando se reintegró a trabajar -una vez finalizado el período de maternidad- buscó conocer en la Unidad de Talento Humano cuál era la decisión de la UNAE y otra vez fue discriminada “porque ninguna persona me dio la cara”.

Por eso, presentó la Acción de Protección que le fue otorgada a su favor “porque se vulneró los derechos constitucionales”. Como medida reparatoria, en la sentencia se ordena al Rector de la UNAE dejar sin efecto la destitución y que se la restituya en su cargo inicial.

Además, que se realicen las gestiones pertinentes para garantizar sus condiciones de afiliación y continuidad laboral desde el momento anterior a la remoción del cargo, esto es 31 de agosto; y que la UNAE ofrezca disculpas públicas a Córdova y en general a las mujeres en condición de embarazo, maternidad o lactancia.

Desde el lunes 22 de octubre este Diario intentó hablar sobre el tema con alguna autoridad de la UNAE, pero en Comunicación Social ofrecieron enviar un pronunciamiento escrito sobre el tema, pero nunca llegó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)