27 de September de 2009 00:00

Las fugas de presos alarman a un barrio de Latacunga

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sierra Centro

La cárcel de Latacunga es una de las edificaciones más antiguas de la ciudad. Se encuentra en las calles Márquez de Maensa y Belisario Quevedo, en el centro. Fue inaugurada hace más de un siglo. 



USD 7,8 millones
 asignó el Gobierno para la construcción de la cárcel y del Centro de Detención.

A dos cuadras  está   el Centro  de Detención Provisional (CDP). Funciona en la planta baja de la Gobernación de Cotopaxi, desde 1971.  En este lugar se registró,  el 24 de diciembre del año pasado,  la fuga de 24 personas,  quienes cortaron las varillas de la ventana.

Esto causó conmoción en la urbe. Pese a los ofrecimientos de las autoridades de reubicar a los centros, la gente que vive alrededor de estos lugares  espera que esto  se cumpla pronto.

Junto al CDP y a la cárcel se encuentra el barrio San Buenaventura. Allí hay una veintena de  locales comerciales, donde se venden víveres, muebles y otros productos.
También hay barberías, donde  los peluqueros  visten con boinas, mandiles  y usan dispensadores antiguos  de colonia.

“Ni la cárcel de Quito, considerada una de las más peligrosas,  es reubicada, peor la de  Latacunga”, menciona   Luis Pillataxi, quien trabaja en una de las peluquerías.
 Ilda Nieto vive en el barrio hace más de 20 años. Cuenta que los dirigentes piden que la cárcel y el CDP  se construyan  en otra zona.

“Pero no los escuchan. Acá se cuenta que en las últimas décadas  hubo tres fugas. Tengo mucho miedo.  Una vez  encontraron a los presos  en los dormitorios de una casa”, recuerda.

Sixto Vásquez, otro morador de  70 años, dice  que cuando no hay fugas,  la zona es tranquila. No hay robos ni asaltos. “Pero  el problema surge cuando los detenidos huyen”.

Este jubilado menciona  que se asustó cuando los presos se escaparon, en diciembre del año pasado.  Otro vecino, Carlos Granja, agrega que a veces  la Policía patrulla las calles.

Según el oficial  Paúl Enríquez, encargado de la vigilancia en el Centro de Detención Provisional, en los últimos meses se instalaron más puertas de ingreso y se reforzaron las seguridades en las celdas. Además,  se realizan  operativos continuos  en la cárcel y se incrementaron  guardias.

A inicios de este año, el Gobierno presentó una propuesta para  la construcción de la cárcel y del CDP en la parroquia Guaytacama, a 7 km de la capital de Cotopaxi. Sin embargo, los campesinos de la zona  se oponen.

Ramiro Vela, gobernador de Cotopaxi, afirma que en el momento se organizan reuniones con los dirigentes de la parroquia para llegar a un acuerdo.

Comenta que la reubicación de los centros es un tema urgente. En la cárcel hay hacinamiento.
 
El Centro de Rehabilitación tiene una capacidad para 80 personas pero están detenidas 200. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)