Fiscal Diana Salazar es notificada de una investigac…
Guatemala exigirá visa a ecuatorianos desde el 20 de…
Bukele firma polémica reforma que cesa a jueces sexa…
Lasso condecoró a El Universo por sus 100 años de periodismo
Reino Unido simplifica restricciones para impulsar v…
Policías antidroga detenidos en España por presunta …
Expertos de EE.UU. aprueban tercera dosis de Pfizer …
Estudiante dio positivo a covid-19 en Ambato; clases…

Unas 6 000 personas esperarán la llegada del Papa a la plaza de San Francisco

El ingreso de los invitados a los exteriores de la iglesia de San Francisco, fue paulatino para el encuentro con el Papa. Foto: Armando Prado/ EL COMERCIO

El ingreso de los invitados a los exteriores de la iglesia de San Francisco, fue paulatino para el encuentro con el Papa. Foto: Armando Prado/ EL COMERCIO

Sonia Guamán llegó a Quito a las 05:00 de este 7 julio del 2015. Ella viajó desde Loja, junto a una comitiva de 25 personas de la comunidad Saraguro, para sumarse esta tarde al encuentro del Papa con la sociedad civil, en la Plaza de San Francisco, en el Centro Histórico de Quito.

Guamán, de 23 años, vestida con el traje típico de su comunidad -anaco, chal, blusa floreada y sombrero-, espera que Jorge Mario Bergoglio se refiera a las culturas indígenas en su intervención en este acto organizado por la Comisión Episcopal Ecuatoriana.

El arribo del Santo Padre está previsto para las 17:50, por la calle Cuenca hasta el atrio de San Francisco. Allí, el alcalde Mauricio Rodas le entregará, oficialmente, las llaves de la ciudad. Posteriormente Francisco ingresará al templo religioso, en donde las autoridades eclesiásticas le darán la bienvenida. En el acto también participará la Fundación Sinamune, de personas con discapacidad, con una intervención musical.

El ingreso de los invitados a los exteriores de la iglesia de San Francisco, fue paulatino para el encuentro con el Papa. Foto: Armando Prado/ EL COMERCIO

Cerca de 6 000 personas ingresan desde las 11:00 a los exteriores de la iglesia. Ellos esperan un mensaje y la bendición del Papa. La lluvia los acompaña desde las 12:45. Únicamente quienes porten la invitación expedida por la Conferencia Episcopal pueden sumarse a esta actividad.

Una de ellas es Delia María Díaz, quien viajó desde Chone (Manabí) exclusivamente para este encuentro. La acompaña un grupo de cuatro personas. Para ella, el mensaje en torno a la familia que defiende Bergoglio es vital esta jornada.

En eso coincide Rommel Salazar, miembro del Movimiento Encuentro Matrimonial. El quiteño destaca las reformas que Su Santidad quiere realizar a la Iglesia Católica, por ejemplo la apertura a temas como la maternidad en soltería.

Nancy Martínez espera al papa Francisco instalada en su silla de ruedas. Ella llegó hasta el Centro Histórico de Quito desde Santo Domingo de los Tsáchilas, en representación de la Federación Deportiva Ecuatoriana de Deportes para Personas con Discapacidad.

Para preservar la seguridad de los miles de asistentes, existe un dispositivo de 150 voluntarios. Además se han instalado tres puntos de hidratación. La espera se ameniza con presentaciones artísticas.

Suplementos digitales