Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 15 de junio del 2021
Habitantes de la parroquia Telimbela, en Bolívar, vi…
USD 7600 millones deja de percibir Ecuador por evasi…
Segundo año de graduaciones en época de pandemia
La Asamblea retoma este 15 de junio las sesiones pre…
La lista oficial de especies de mamíferos crece en Ecuador
El Metro de Quito afronta dos realidades opuestas
En Durán hay temor por grupos que se dedican al sicariato

Textos escolares incluyen fragmentos literarios como parte de plan Lector

El lanzamiento del Plan Lector se realizó con la participación de autoridades, estudiantes y docentes. Foto: EL COMERCIO

El lanzamiento del Plan Lector se realizó con la participación de autoridades, estudiantes y docentes. Foto: EL COMERCIO

El lanzamiento del Plan Lector se realizó con la participación de autoridades, estudiantes y docentes. Foto: EL COMERCIO

Más de 1 900 000 de estudiantes de instituciones educativas fiscales, fiscomisionales y municipales de régimen Sierra y Amazonía reciben textos escolares en los que ahora se incluyen cuentos y poesías de la literatura ecuatoriana y universal. Esto como parte del programa ‘Yo Leo’ del Ministerio de Educación y del Plan Nacional por el Libro y la Lectura ‘José de la Cuadra’ del Ministerio de Cultura.

Este jueves 13 de septiembre del 2018 se realizó el evento de lanzamiento oficial de esta estrategia en la Unidad Educativa Manuela Cañizares, en el centro-norte de Quito. Autoridades de Educación y Cultura, estudiantes y docentes participaron de la actividad.

Como parte del plan se imprimieron cerca de ocho millones de libros. Los insumos literarios se incorporan en textos de Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Matemáticas, Lengua y Literatura, Biología e Historia. La poesía y cuentos están relacionados a las temáticas de las asignaturas. Así lo indicó Fander Falconí, ministro de Educación.

Estudiantes participaron de la lectura de algunos fragmentos durante el evento. Foto: EL COMERCIO

Para Lesly Cifuentes, estudiante de la U.E. Manuela Cañizares, el que se promueva la lectura es necesario pues algunos jóvenes se han apartado de esa actividad. Ella cree que con estos fragmentos podrán despertar en los estudiantes el gusto por leer.

La estrategia plantea que se deberá destinar 30 minutos de lectura diarios de estos fragmentos en el aula. Esto busca aportar al desarrollo de las habilidades comunicativas, de interacción y promover la lectura investigativa y recreativa.

También se crearán más espacios dedicados a la lectura. Según Falconí en la actualidad se cuenta con 586 bibliotecas en todo el país y se pretende llegar, este año, a 1 400. Parte del funcionamiento de estos espacios es la creación de una red para intercambio de experiencias, conocimientos e incluso libros.

Por su parte, Édgar Allan García, gerente del Plan Libro y Lectura enfatizó en la importancia de promover espacios de lectura dentro de las aulas y dotar de textos literarios para fomentar el hábito en niños y adolescentes.

En el régimen Costa 2018-2019, 1 759 214 estudiantes fueron parte del plan con 16 apartados literarios en los textos de Lengua y Literatura.